Entrevista

Alejandro Varela: “Hay que aprovechar las dudas que genera Trump”

El responsable de inversiones para Latinoamérica en Renta 4 repasa la situación de América Latina, región en la que ha apuntalado la recuperación

Alejandro Varela, gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica.
Alejandro Varela, gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica.

Es el responsable de inversiones para Latinoamérica en Renta 4, una gestora a la que se incorporó en 2006 procedente del departamento de gestión de carteras de Finanduero SV. Alejandro Varela repasa la situación de una región, América Latina, en la que después de años de “travesía del desierto” se ha apuntalado la recuperación.

Pregunta. Años de sobresaltos en Latinoamérica, sustos, malas noticias económicas... y, de pronto, su fondo arrasa, ¿qué ha pasado?

Vamos a subir el peso de Chile, Colombiay, probablemente, México, en detrimento de Brasil

Respuesta. Ha sido un ejercicio propicio para que una región intensiva en materias primas lo haya recogido positivamente. No me cabe ninguna duda de que ese ha sido el factor clave que ha ayudado a estabilizar la región. El hecho de que durante 2016 hayamos visto cada vez menos ruido en relación con China y su participación en el mercado de materias primas ha permitido ver subidas de precios en casi todos los mercados. El petróleo, por ejemplo, ha repuntado un 56% y un 100% desde los mínimos. También hemos visto que un país sobre el que había perspectivas muy negativas, Brasil, afrontó un cambio político que supuso un giro en las expectativas bastante importante. Y luego, en la última parte del año, un proceso inflacionista, por el cambio en Estados Unidos y las expectativas que han generado, ha apuntalado la rentabilidad del año.

P. Trump ya está gobernando, ¿van a rebajar el peso de México?

El dato

Su fondo sobre Latinoamérica ha terminado 2016 como el más rentable de los gestionados por casas nacionales, según Morningstar. Un rendimiento del 38,2% después de tres años de pérdidas.

R. El peso ya estaba bastante rebajado, porque estamos en torno al 20%, que históricamente ya es bajo. Nuestra estrategia pasa por intentar aprovechar todas esas dudas que está generando el discurso de Trump en México. Lógicamente, ni México va a desaparecer, ni el comercio de EE UU con México va a reducirse a cero, ni el peso mexicano va a estar depreciándose indefinidamente. Por lo tanto, a lo largo del año veremos oportunidades muy interesantes. Trump está haciendo mucho daño con ese discurso tan beligerante que se está centrando en México, pero esto en algún momento se dará la vuelta.

P. ¿Y Brasil?

Nos hemos mantenido firmes en Petrobras, Vale do Rio o alguna mexicana como Alfa o Elektra

R. La idea es ir reduciendo el peso en nuestra cartera. En cualquier caso, la región está viviendo un punto de inflexión que es general. Lo ha hecho muy mal en los últimos años, las divisas se han depreciado mucho, y ahora mismo vemos cómo es mucho más competitiva. Dentro de eso vamos a ver distintas velocidades. Vamos a intentar subir el peso de Chile, de Colombia y, probablemente, el de México, en detrimento de Brasil.

P. El sector financiero les ha ido muy bien en la cartera, aportando las principales plusvalías.
R. Ha sido nuestro sector favorito el año pasado y lo será en los próximos. Intentamos capturar en nuestro fondo el potencial que tiene la inversión más puramente ligada al ámbito doméstico, y los bancos, qué duda cabe, tienen un amplio recorrido hacia la madurez. Además, vemos tipos de interés mucho más atractivos y eso hace que las financieras se muevan con más soltura de lo que lo pueden estar haciendo los bancos en mercados desarrollados.

P. ¿Cuáles son sus valores fetiche?
R. No nos encariñamos con ningún tipo de compañía, pero una de las claves del éxito de nuestro fondo es que nos hemos mantenido firmes en determinados valores que tuvieron mucha gloria en el pasado, como Petrobras, Vale do Rio o alguna compañía mexicana, como Alfa o Elektra. Tengo algunos valores que toco a menudo, pero tampoco es que estemos casados para toda la vida.

P. ¿Tienen solo grandes compañías? ¿En Latinoamérica no funcionan los valores pequeños o medianos?
R. Sí funcionan, pero a nosotros, generalmente, nos gusta invertir a través de las grandes compañías. A medida que tenemos madurez, ya vamos camino de los 17 años, estamos abriendo el fondo. De hecho, de cara al año que viene vamos a intensificar la inversión en mercados domésticos, y eso puede propiciar que encontremos firmas de menor tamaño donde puede haber grandes oportunidades. Pero, de momento, estamos cómodos con esta oferta hacia el partícipe.

P. ¿Qué esperan en 2017?
R. Probablemente hay dos riesgos muy importantes: por un lado, que en algún momento pueda volver a aparecer el deterioro de la economía china y, por otra parte, cómo interpreten los mercados la subida de los tipos de interés. Además, también hay otros factores: si Donald Trump decide poner aranceles que afecten directamente a la región o decide revisar el Nafta [Tratado de Libre Comercio de América del Norte], puede ser muy perjudicial. O que vaya a más la corrupción política, aún muy caliente en Brasil, por ejemplo. Aunque esto muchas veces es inherente a todas las políticas. En España también hay corrupción...

“Perú ha sido la gran sorpresa”

Alejandro Varela, gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica.
Alejandro Varela, gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica.

Si Brasil es aún el país con mayor peso en su cartera, y promete que México recobrará protagonismo, hay otros países que empiezan a ser estrellas en el fondo. Es el caso de Perú, que “está viviendo un proceso de madurez política bastante atractivo”, asegura Varela, quien también resalta que ha crecido incluso en los peores momentos para la región, de manera importante, “y estamos optimistas. Es una nación que lo está haciendo bien y será uno de nuestros puntos de atención”.

Igualmente esperan sorpresas en Chile. “Es una economía muy avanzada, pero este segundo mandato de Bachelet no ha sido para nada afortunado... Probablemente aquí veamos un rebote interesante”, comenta.
En cuanto a Argentina, “a pesar de que el cambio es positivo, todavía no es un país muy accesible para la inversión”.

Normas