Efecto del real decreto

CaixaBank eleva el impacto por las cláusulas suelo

Sabadell se niega a hacer una provisión concreta por las clásulas suelo y defiende su legalidad

Popular rebaja la provisión adicional anunciada en diciembre de 334 millones a 229 millones de euros

CaixaBank eleva el impacto por las cláusulas suelo
EFE

La banca española ha comenzado a responder al decreto sobre cláusulas suelo que establece el mecanismo de compensación extrajudicial para los clientes afectados, que va a requerir en algunos casos mayores provisiones de las anunciadas hasta el momento. Los clientes pueden reclamar desde hoy en su entidad, tras lo que se inicia un período de un mes para que la banca comience a aplicar el mecanismo por el que deberá ofrecer una respuesta al cliente en un proceso que no podrá extenderse más allá de tres meses.  

CaixaBank ha comunicado esta mañana a la CNMV que a consecuencia de la nueva normativa y de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que reconoce la obligación de devolver todo lo pagado de más en cláusulas abusivas, realizará una provisión adicional de 110 millones de euros, que se suman a los 515 millones que la entidad ya había provisionado para hacer frente a posibles devoluciones. CaixaBank es una de las entidades que ya eliminó la cláusula suelo de sus hipotecas.

Banco Sabadell ha reconocido también en hecho relevante que el real decreto aprobado el pasado viernes  puede afectar a sus cálculos anteriores, aunque sin precisar la cuantía. La entidad comunicó en julio a la CNMV que el impacto total, en caso de que se reconociera la retroactividad total de las cláusulas suelo y su carácter abusivo, que la entidad niega, que el impacto en sus cuentas sería de 490 millones de euros. "Banco Sabadell considera que las correcciones de valor por deterioro y provisiones constituidas por el grupo en los estados financieros a 31 de diciembre de 2016 serán suficientes para absorber posibles minusvalías que tengan los activos del grupo y los desenlaces de cualquier contingencia abierta", explica en el hecho relevante, sin anunciar provisiones concretas por cláusulas suelo.

El banco añade que las medidas que establece el real decreto ni tienen un efecto económico directo ni presuponen ni prejuzgan la validez de las cláusulas suelo de sus contratos hipotecarios.

Por su parte, BBVA, que tiene un riesgo potencial por cláusulas suelo de 1.200 millones de euros, señala que el real decreto no modifica el cálculo que ya hizo en diciembre, por el que estableció una provisión adicional por el reconocimiento de la retroactividad total de 404 millones de euros con cargo a los resultados de 2016. BBVA también suprimió las claúsulas suelo de sus hipotecas después de que el Tribunal Supremo en 2013 las declarara abusivas, junto a las de Novagalicia y Cajamar. 

Bankia también señala que el real decreto no varía lo ya comunicado en diciembre, tras la sentencia europea. La entidad  había provisionado por cláusulas suelo 101 millones para el periodo a partir de mayo de 2013, sin reconocer la retroactividad en lo cobrado de más, y anunció la dotación de otros 100 millones de euros adicional para acatar el dictamen de Luxemburgo, que establece la devolución de la totalidad. Bankia retiró todas sus cláusulas suelo en otoño de 2015.

Liberbank, la entidad sobre la que la devolución por cláusulas suelo tendría un mayor impacto en el capital, también ha comunicado a la CNMV que el real decreto no varía los cálculos que ya anunció en diciembre, cuando se conoció la sentencia europea que obliga a la devolución de todo lo cobrado de más en cláusulas abusivas. Liberbank señaló entonces que hará una provisión adicional por 83 millones de euros en respuesta a la sentencia europea, que se suman los 72 ya provisionados. Y reitera que "las denominadas cláusulas suelo incluidas en sus contratos de préstamo hipotecario son legales".

La entrada en vigor del real decreto sobre cláusulas suelo no va a suponer por tanto, en líneas generales, un impacto significativo en los resultados de los bancos españoles cotizados, más allá de las provisiones anunciadas en diciembre tras conocerse la sentencia del tribunal europeo. Banco Santander y Bankinter no están afectados por estas cláusulas. 

Banco Popular incluso ha rebajado el impacto a provisionar por el efecto de la retroactividad total y si el pasado 21 de diciembre comunicó una provisión adicional de 334 millones de euros por este concepto, hoy ha anunciado que los últimos cálculos cifran esa provisión adicional en 229 millones de euros. El banco ya provisionó 350 millones de euros por las reclamaciones posteriores a 2013, en las que no se reconocía la obligación de devolver la totalidad de lo cobrado de más. 

El mecanismo extrajudicial puesto en marcha por el gobierno establece un cauce de negociación entre el banco y los afectados por cláusula suelo, que evite una avalancha de reclamaciones en los juzgados, pero el sector defiende a legalidad de las cláusulas suelo e insiste en que la sentencia europea se ciñe a la retroactividad total en las que se comercializaron de forma abusiva, sin transparencia. Además, el citado mecanismo contempla que el banco puede pactar con el cliente distintas fórmulas de compensación, como la reducción de la deuda, lo que puede dejar la devolución en efectivo de lo cobrado de más como última opción en muchos casos. 

Normas
Entra en El País para participar