La financiación deja de ser un problema para la pyme

La financiación deja de ser un problema para la pyme

Las pymes españolas perciben una mayor disposición por parte de los bancos a conceder créditos y en condiciones de financiación más favorables

Según un informe sobre la economía española elaborado por el Banco de España, el 32% de las pymes considera que existe una mayor disposición por parte de los bancos para otorgar créditos a los empresarios, respecto a lo que ocurría hace seis meses. De hecho, cada vez son menos las pymes que señalan la financiación externa como el principal problema para la marcha de su actividad.

Además, las necesidades de financiación bancaria han descendido para un 3% de las pymes y sólo un 30% de ellas solicitaron préstamos a alguna entidad. Asimismo, las pymes perciben una evolución positiva en la mayoría de los factores que afectan a la oferta crediticia y el 26% de ellas considera que la financiación bancaria ha mejorado respecto a meses anteriores.

Sin embargo, el porcentaje de pymes cuyas peticiones de financiación han sido rechazadas ha aumentado en dos puntos respecto a seis meses antes, situándose en el 7%. Además, el 12% de estas empresas manifestaron haber encontrado dificultades para obtener préstamos bancarios.

Respecto a las condiciones de financiación, el 30% de las pymes considera positivo el descenso de los tipos de interés, que ha bajado de media hasta el 3,5%, aunque un 8% de las empresas continúan percibiendo un endurecimiento de las garantías requeridas y de otras condiciones de los préstamos, como las comisiones.

Por tanto, entre abril y septiembre de 2016, el acceso a la financiación de las pymes ha seguido mejorando y ha dejado de ser el principal problema para este tipo de empresas, pasando a ser ahora la búsqueda de clientes y la competencia la principal preocupación para las pymes españolas.

En general, las pymes analizadas en el informe prevén un progresivo fortalecimiento de su situación patrimonial y un ligero descenso de sus necesidades de financiación externa. Además, detectan un incremento en la disponibilidad de crédito y perciben una mayor disposición de las entidades a conceder préstamos en condiciones más favorables, al tiempo que auguran una mejoría en las perspectivas económicas generales. Por último, las pymes españolas creen que el crédito bancario evolucionará favorablemente en los próximos meses.

Normas
Entra en EL PAÍS