Mercados

¿Qué pasará esta semana en las Bolsas?

La rentabilidad del bono español a diez años sube al 1,5%

El bund. en máximo de enero de 2016

La Bolsa española se mantenía plana minutos después de la apertura.
La Bolsa española se mantenía plana minutos después de la apertura. EFE

Punto muerto. Así es como parecen que se han quedado los inversores después de una semana en la que la agenda política y la reunión del BCE han sido las principales referencias para los mercados. La ilusión que acompañó a las Bolsas tras la victoria de Donald Trump parece desvanecerse. “El sentimiento de los inversores se ha enfriado tras la primera rueda de prensa ofrecida por el magnate estadounidense el pasado 11 de enero. A pesar del comportamiento dubitativo de la última semana (la segunda en el caso del Ibex) se ha reducido la incertidumbre de comprar con el rumor, vender con la noticia ahora que Trump ha tomado posesión del cargo”, indica Eva del Barrio, analista financiero y de mercados de Bankinter. De cara a la próxima semana, las claves de la semana son:

Ibex: tras ceder un 1,38% en la semana, Joaquín Robles, analista de XTB, señala que el selectivo español continuará en movimiento lateral, pero próximo a zona de máximos anuales. “no existen catalizadores negativos”, apunta. El experto considera que el Ibex se moverá entre el soporte de los 9.200 puntos y los 9.500, su primera resistencia. Por su parte, los analistas técnicos de Noesis mantienen su rango inicial de 9.730 – 10.006 puntos.

Datos macro: la analista de Bankinter considera que el mercado va a seguir buscando claridad en las políticas fiscales y de gasto de la nueva administración de EE UU. Sin embargo, a la espera de conocer con mayor exactitud las medidas que estudia aplicar el ejecutivo, los inversores deberían centrarse en la evolución de las economías, que de acuerdo a los últimos datos publicados parece que la recuperación gana fuerza. “El mercado deberá restar importancia a la retórica de Trump y centrarse en los hechos, pues parece que el programa reformista tardará un tiempo en aplicarse”, afirma del Barrio. Entre los indicadores previstos para la próxima semana se encuentran los PMI de la eurozona, el índice de confianza empresarial en Alemania y EE UU, entre otros.

Bancos centrales: el jueves el BCE celebró su reunión sobre política monetaria. Aunque la institución decidió mantener sin cambios su estrategia, el banquero italiano señaló que la recuperación en la zona euro está ganando solidez y que la inflación, aunque bien es cierto que ha repuntado, este ascenso no es suficiente para adoptar cambios. “Las tensiones subyacentes son contenidas”, fue una de las frases más repetidas durante la rueda de prensa de Mario Draghi que apuntó a la energía como la principal razón de los ascensos en los precios.

Desde el otro lado de Atlántico, las referencias que llegan sobre política monetaria apuntan a que la subida de tipos ha llegado para quedarse. Janet Yellen señaló en sus últimas comparecencias que sería imprudente no evitar un sobrecalentamiento de la economía de EE UU.

A los dos grandes bancos anteriores se suma el Banco Central de China, que la semana pasada realizó una inyección de liquidez récord de 60.000 millones de yuanes (unos 9.000 millones de dólares, 8.000 millones de euros) en el mercado a través de acuerdos de recompra inversa (conocidos como “repos“).

Resultados empresariales: la temporada de resultados empresariales coge impulso. Si hasta ahora la atención se había centrado en EE UU donde el incremento de los beneficios por acción está siendo del 4,6% frente al 4%, ahora España cobra protagonismo. Santander (25 de enero), Bankinter (26) y Sabadell (27) serán los encargados de dar el pistoletazo de salida a la presentación de las cuentas de 2016. Los datos que se vayan conociendo podrían servir de impulso a los mercados.

Agenda política: después de que Theresa May expusiera sus planes para la escisión de la zona euro, el día 24 el Tribunal Supremo de Reino Unido dará a conocer su dictamen sobre si el Gobierno tiene que ejecutar el artículo 50 del Tratado de Lisboa para que se inicien las conversaciones entre Bruselas y Londres. Tres días después la premier británica se verá con Donald Trump para abordar un futuro pacto comercial entre ambos países. Cualquier noticia referente al nuevo ejecutivo estadounidense será seguida de cerca por los inversores.

Mercado de divisas: el comportamiento de la libra, que la pasada semana recuperó parte del terreno perdido frente al dólar y el euro después de que May anunciara que cualquier acuerdo sobre el brexit deberá pasar por el Parlamento, y la evolución del dólar tras la llegada de Trump a la Casa Blanca serán las principales referencias a tener en cuenta.

Mercado de deuda: las expectativas de subida de tipos en EE UU continuará ejerciendo su presión sobre las rentabilidades de la deuda a ambos lados del Atlántico. La rentabilidad del bono español a diez años cerró el viernes en el 1,5% mientras el bund alemán sube ya hasta el 0,4%, máximos de hace un año.

Normas