Breakingviews

Los socialistas franceses buscan a su perdedor

El ganador de las primarias no será presidente, pero podría decidir quién lo es

Debate electoral para las primarias socialistas.
Debate electoral para las primarias socialistas.

Los socialistas franceses están a punto de elegir a su perdedor preferido para las elecciones presidenciales. Sea quien sea, su candidato tiene pocas posibilidades de llegar a la segunda vuelta, pero su política económica podría determinar si lo hace Marine Le Pen.

El ex primer ministro Manuel Valls encabezaría la primera vuelta de las primarias socialistas de este domingo, según una encuesta publicada el miércoles. Su talante reformista podría ayudar a reducir el 9,5% de desempleo. Pero luego perdería la segunda vuelta el domingo 29, o bien ante Arnaud Montebourg, que quiere aplicar un superimpuesto a los bancos, o ante Benoit Hamon, que promete elevar el salario mínimo, gastar más en seguridad y defensa, y dar subsidios de 600 euros mensuales a todos los adultos.

Si gana Valls, el voto de centroizquierda reformista se dividirá con el independiente Macron, para beneficio de Le Pen

Quien gane, perderá casi seguro. Por ahora, la elección presidencial es una carrera de tres caballos, y ninguno es socialista. Francois Fillon, la opción del centroderecha, es el favorito. Pero quién se enfrentará con él en la votación final dependerá de quién sea el candidato socialista. Montebourg y Hamon alejarían a los partidarios del centroizquierda que creen que hacen falta más reformas, no menos.

El probable beneficiario sería Emmanuel Macron, un ex ministro de Economía que abogaba por reformar el sistema laboral y cuya candidatura independiente dice trascender las tradicionales divisiones partidistas. Ex banquero de inversión, estudió en la Escuela Nacional de Administración (ENA), cuyos exalumnos copan las cúspides pública y privada. Pero Macron consigue pintarse como un outsider político dispuesto a intervenir en las empresas cuando los intereses nacionales y económicos lo exijan.

Macron está subiendo en las encuestas, y cuanto más apoyo tenga entre los socialistas, más posibilidades tendrá de enfrentarse a Fillon en lugar de Le Pen. Pero si en las primarias gana Valls, el voto reformista se dividirá, lo cual podría ayudar a la candidata ultraderechista. Es improbable que el próximo presidente sea el elegido por los socialistas, pero puede que tenga que agradecérselo a ellos.

Normas