Revolución en el mercado hipotecario

La banca deberá avisar al cliente con cláusula suelo de que puede reclamar

Se obligará a los bancos a negociar la devolución de cláusulas suelo opacas sin recargo tributario

Gobierno y PSOE han llegado a un acuerdo este miércoles para impulsar un mecanismo extrajudicial de devolución de lo cobrado por la banca en aplicación de cláusulas suelo opacas, según confirman fuentes del Ministerio de Economía.

El Ejecutivo, que había retrasado dos veces la aprobación de un decreto ley que ayude a cumplir la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que obliga a devolver lo cobrado con retroactividad total (en lugar de solo desde mayo de 2013, como mantenía el Supremo en relación a la fecha en que dictó su primera sentencia al respecto), impulsará la medida en el Consejo de Ministros del viernes con la garantía del apoyo parlamentario del PSOE, que no votará en contra.

En concreto, el Gobierno propuso aprobar inicialmente un código de adhesión voluntaria para la banca que fijara las líneas maestras de la negociación con los clientes en el último Consejo de Ministros de 2016, pero abandonó la idea ante el rechazo frontal de los socialistas.

Posteriormente, el Ejecutivo trató de impulsar un modelo, ya en forma de canal de diálogo entre entidades y clientes con un formato más rígido y tiempos pautados, en la cita del viernes pasado, pero las reticencias del PSOE a algunos matices le llevaron a retrasar de nuevo la medida a fin de lograr un pacto.

El consenso alcanzado

Una de las principales novedades introducidas en el texto es que la banca tendrá la obligación de informar a todos los clientes con cláusula suelo en su hipoteca que se abre una vía de negociación para valorar el posible reintegro de lo cobrado por su aplicación, si bien solo se abonará en aquellos casos en que la cláusula sea abusiva por poco transparente.

El mecanismo finalmente acordado será una negociación extrajudicial voluntaria para clientes pero obligatoria para los bancos, que deberán ofrecer una respuesta sobre la posible compensación por lo cobrado cuando se trate de cláusulas poco transparentes en un plazo de tres meses.

Fuentes conocedoras del acuerdo detallan que en el caso de que se haga una devolución en efectivo de lo cobrado, habrá que declararlo a Hacienda pero el montante no estará sujeto a un recargo tributario.

Con todo, desde el sector financiero avanzan que tratarán de ofrecer otro tipo de soluciones antes que el pago en efectivo de lo cobrado demás, como la adecuación del pago pendiente de la hipoteca aplicando la rebaja correspondiente, para que el cliente no tenga que regularizar el dinero percibido.

El sistema será totalmente gratuito a fin de incentivar que los afectados acudan prioritariamente a esta vía en lugar de litigar, lo que según el Ministerio de Justicia podría colapsar los juzgados españoles.

El sistema supone que el banco deberá hacer una propuesta de compensación al cliente en un plazo de unos dos meses, dando luego dos semanas al afectado para decidir si acepta, con la posibilidad de reclamar una contraoferta si no esta conforme y tratar de llegar a un pacto siempre con el límite de tres meses para el conjunto del procedimiento.

En cualquier caso, si el cliente no queda satisfecho con las ofertas de la entidad o si esta se niega a ofrecer compensación alguna al considerar que sus cláusulas son perfectamente transparentes y legales, el particular tendrá derecho a acudir a los tribunales.

Guindos garantiza la vía judicial

“Todos los tenedores de hipotecas con cláusula suelo tienen siempre la posibilidad de ir al juzgado, lo que queremos es establecer una vía alternativa para evitar el colapso de los juzgados y tener una vía gratuita para llegar a un acuerdo entre bancos y clientes”, ha explicado este miércoles el ministro de Economía, Luis de Guindos, desde el Foro de Davos, defendiendo que el objetivo es que esta vía sea además “mucho más sencilla y mucho más rápida de la que tendría en un procedimiento judicial”.

El ministro ha dejado en manos de bancos y clientes acordar exactamente cómo debe llevarse a cabo la devolución, si con un pago en efectivo, descuentos sobre las cuotas pendientes de la hipoteca o nuevos productos bancarios, pues ha recordado que es “una negociación entre particulares” y que “lo único que puede hacer el Gobierno es establecer el cauce” para llegar a un acuerdo sin pasar por los juzgados.

Las estimación oficial es que 1,5 millones de hipotecados podrían reclamar la devolución de lo que les han cobrado en aplicación de cláusulas suelo, lo que el Banco de España estima que puede tener un impacto para la banca de unos 4.200 millones de euros en el peor de los casos.

Ciudadanos avala el acuerdo

El vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha comparecido a medio día para anunciar que la formación que lidera Albert Rivera avala el proyecto impulsado por el Gobierno en vista de que el decreto incluye sus principales exigencias.

Entre otras, Villegas ha subrayado como logros el hecho de que el mecanismo de reclamación permita a los afectados cobrar en efectivo, el hecho de que se pueda reclamar ante cualquier sucursal de la banca.

También ha subrayado la importancia de que se tenga en cuenta a las asociaciones de consumidores a la hora de supervisar el funcionamiento del mecanismo o el hecho de que no se apliquen intereses adicionales a la tributación que puedan tener que hacer los clientes que se hayan deducido gastos hipotecarios.

Villegas ha aseverado que el decreto es fruto de un pacto entre Gobierno y Ciudadanos que el PSOE secundará al comprometerse a abstenerse en su tramitación parlamentaria.

Normas