Viaje oficial del Rey Felipe VI

17.000 millones en contratas españolas en Arabia Saud

El monarca agradece la labor de los empresarios españoles

El rey Felipe VI durante el encuentro mantenido con el príncipe Faisal Bin Bandar Bin Abdulaziz Al-Saud, gobernador de Riad, a su llegada hoy el aeropuerto internacional rey Jaled de Riad.
El rey Felipe VI durante el encuentro mantenido con el príncipe Faisal Bin Bandar Bin Abdulaziz Al-Saud, gobernador de Riad, a su llegada hoy el aeropuerto internacional rey Jaled de Riad.

La visita del rey Felipe VI a Arabia Saudí tiene un fuerte componente comercial, ante el interés del Gobierno español en que las empresas nacionales entren en el reparto de los proyectos que el régimen saudí va a impulsar tras el giro emprendido en su política económica para reducir su dependencia del petróleo.

 Los dos megacontratos que compañías españolas lograron hace pocos años en la construcción del AVE entre La Meca y Medina y del metro de Riad -el primero por valor de 6.736 millones de euros y el segundo, por 6.500- han supuesto un acicate para seguir contando con la confianza de la monarquía saudí en la concesión de nuevas obras.

De hehco, el rey participará mañana en un foro organizado por la Cámara de Comercio de Riad que busca ser un punto de encuentro para cuajar nuevos negocios. Van a participar cerca de 30 empresas españolas, así como el vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellà.

 Desde 2010 se ha multiplicado por tres el comercio entre los dos países y los contratos obtenidos por las empresas españolas superan los 17.000 millones de euros, que además de los proyectos del AVE y del metro de Riad, incluye otros de plantas petroquímicas y de generación eléctrica y desalinizadoras.

 Entre las adjudicaciones que hay a la vista y en las que empresas españolas han puesto su punto de mira, está la construcción de los metros de Yeda, La Meca y Medina y de la conexión ferroviaria con el vecino Baréin.

Íñigo de la Serna se va a reunir con el presidente de la compañía estatal de ferrocarriles (SRO), Rumaih Mohammed Al Rumaih, para reafirmar el compromiso de que se cumplirá la prórroga de 14 meses que se ha concedido al consorcio española para concluir el “AVE del desierto” en marzo de 2018, con un sobrecoste de 150 millones de euros. “Queremos que se vea que cumplimos”, señalan fuentes del Gobierno español, que confían en que las autoridades saudíes ratifiquen en breve el principio de acuerdo alcanzado con SRO.

Otro de los focos del viaje será el contrato que Navantia está a punto de firmar sobre la venta de cinco corbetas al Ejército saudí por valor de unos 2.000 millones de euros. El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, ha viajado al país árabe para dar un impulso a la operación, clave para que los astilleros de Cádiz y Ferrol (A Coruña) puedan tener trabajo para los próximos años.

Agradecimiento institucional

Felipe VI expresó su reconocimiento a los directivos y profesionales españoles que han impulsado negocios en el extranjero y que han contribuido a generar empleo durante los años de la crisis económica. El rey de España transmitió este mensaje durante el encuentro mantenido con la comunidad española residente en Arabia Saudí durante su viaje oficial a este país.

En su primer acto en Riad, don Felipe agradeció a los profesionales que trabajan en Arabia Saudí que hayan contribuido al “estrechamiento de los lazos” entre ambos países y a “proyectar la mejor imagen de España”. La embajada tiene registrados cerca de 3.000 españoles, aunque el número se elevaría a unos 5.000 si se incluye a los residentes temporales.

En los últimos años ha habido un aumento notable del número de residentes españoles -en 2011 había unos 700-, motivado en buena medida por la puesta en marcha de los dos grandes proyectos de infraestructuras en los que están trabajando empresas españolas, como son la construcción del AVE La Meca-Medina y el metro de Riad.

Felipe VI aplaudió la aportación que las compañías que se han beneficiado de estos y otros proyectos han hecho durante los años de la crisis.

“Esta realidad ha supuesto, a menudo, la salida al extranjero de directivos y profesionales españoles y sus familias, como es el caso de muchos de vosotros, que, con gran éxito, habéis dirigido e impulsado empresas ayudando a mantener puestos de trabajo aquí y en España”, destacó el monarca en el acto celebrado en la embajada española.

En los últimos años, también ha habido un incremento del número de profesionales españoles cualificados en otros ámbitos, como médicos, ingenieros, consultores, arquitectos, investigadores y profesores. A ellos también se dirigió Felipe VI, quien aseguró que “prestan un servicio de gran calidad muy valorado” en Arabia Saudí y en otros países del que había que sentirse “muy orgulloso”.

“Gracias por vuestro esfuerzo y vuestra tarea permanente tan positiva. No os olvidéis nunca de sentir España, como nosotros os tenemos siempre en nuestra mente y en nuestro corazón”, afirmó el rey en compañía del embajador de España en Riad, Joaquín Pérez Villanueva. En su primera visita oficial a Arabia Saudí, el jefe del Estado enfatizó que España es un país “europeo, mediterráneo, atlántico y con una fuerte identidad iberoamericana”, pero también con “una vocación universal indudable que cuenta con un pasado muy valioso ligado a la civilización árabe”.

Don Felipe añadió que Arabia Saudí es “un país clave en Oriente Medio y del mundo árabe” y que, como España, cuenta con una economía que les confiere “un peso específico muy relevante”. En el acto estuvieron presentes los ministros de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y de Fomento, Íñigo de la Serna, que acompañan al rey en su viaje oficial junto a los secretarios de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y de Defensa, Agustín Conde.

Por su parte, el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, destacó la labor que las empresas españolas han desarrollado en Arabia Saudí en los últimos años y confió en que esta relación económica se puede ver reforzada. Salman transmitió este mensaje en la reunión mantenida en el palacio real durante la visita oficial de Felipe de Borbón a Arabia Saudí, la primera de su reinado.

 

Normas