Regulación financiera

La banca teme un cambio de ley que empeore el mercado hipotecario

El sector alerta de que la concesión de financiación para la compra de una vivienda puede endurecerse y encarecerse

hipotecas
Vista de la fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

La banca teme que un cambio drástico de la ley hipotecaria pueda terminar con un mercado que ha presumido durante años de ser el mejor del mundo. Goirigolzarri advirtió ayer de que no se puede legislar “contra el 98% de los hipotecados”.

La banca “está que trina. Teme un cambio drástico en las condiciones actuales de la ley hipotecaria”. Así de tajante se mostraba ayer un directivo del sector financiero. Su opinión coincide con gran parte de las entidades de crédito, que apoyan que se introduzcan algunos cambios en la normativa hipotecaria, pero no consideran necesaria una reforma revolucionaria que altere “una regulación que hasta ahora ha sido una de las mejores de Europa, o incluso la mejor”, remarcaba otro directivo de un banco.

De momento, y según las mismas fuentes, el sector está a la espera de que el Gobierno les comunique los cambios que sufrirá la nueva ley hipotecaria, como las también modificaciones que va a introducir en el decreto sobre las cláusulas suelo. La banca considera que si se radicaliza la futura ley las hipotecas serán, no solo más caras, sino “posiblemente más complejas para su concesión, ya que se aumentarán los requisitos para su concesión”.

El primer banquero que ayer hizo referencia a estos posibles cambios fue el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. Valoró la intención del Gobierno de impulsar una nueva ley hipotecaria para empezar desde un situación de partida “clara y definitiva”, aunque advirtió de que no se puede legislar “en contra” del 98% de los hipotecados.

Durante su intervención en un foro organizado por El Confidencial y Pimco, Goirigolzarri defendió el actual mercado hipotecario español pese a las polémicas surgidas en torno a las cláusulas suelo y los gastos hipotecarios, entre otros. “Tenemos que preservar un mercado hipotecario que en España ha sido extraordinario para el 98% de las personas”, declaró. Para el presidente de Bankia, no se tiene que legislar pensando en preservar a un 1% ó 2% de los hipotecados que se han visto afectados por los desahucios y “en contra” del 98%. Eso sí, asumió que los bancos deben hacer también autocrítica y admitir que los desahucios “sobrepasaron a todos” durante 2011 a 2013. Para ese porcentaje “muy pequeño” afectado por los desahucios por la crisis económica, Goirigolzarri abogó por “soluciones asistenciales” para evitar que influya en el mercado hipotecario. En cualquier caso, el presidente de Bankia ha pedido “rapidez” al Gobierno para impulsar la nueva ley hipotecaria. Advirtió de que se debe analizar el impacto en el “colectivo global y en el tiempo” antes que focalizarse en “el caso concreto”.

En defensa del mercado hipotecario español, Goirigolzarri afirmó que este es “el mejor del mundo”, ya que su eficiencia ha posibilitado mejorar el bienestar de “muchos” españoles. “El acceso a la vivienda en España ha sido absolutamente generalizado”, valoró. Sus opiniones, de hecho, coinciden con prácticamente toda la banca.

Goirigolzarri reivindicó que los tipos de las hipotecas en España son “inigualables” y citó un reciente informe del BCE que sitúa el precio de las hipotecas en Alemania en el entorno del 3%, mientras que en España no llegan al 1,5%. “España ha tenido en toda la crisis y antes las hipotecas más baratas de Europa”, subrayó. El banquero también defendió que es compatible que las entidades eliminen comisiones a sus clientes y que la banca sea rentable.

Normas