Breakingviews

El recorte salarial de Unicredit es una excepción

Es bueno para la moral de los empleados, pero puede alejar el talento directivo

Unicredit
Sede de Unicredit en Milán (Italia).

Los recortes en el salario fijo de los directivos de Unicredit son un arma de doble filo. El presidente del banco italiano, Giuseppe Vita, se lo ha reducido en un 40%, siguiendo el ejemplo del CEO, Jean-Pierre Mustier. Es poco probable que se ponga de moda entre los directivos un autosacrificio de esta naturaleza.

El sueldo de Mustier se ha quedado en 1,2 millones de euros. Su base salarial será menor que la de muchos de sus homólogos de bancos globales de tamaño similar, como Carlo Messina, de Intesa Sanpaolo. Además, ha renunciado a la indemnización por despido y al variable en efectivo. Este tipo de pasos es infrecuente. Desde 2008, los bancos suelen recortar el sueldo variable, no el fijo. El jefe de Credit Suisse, Tidjane Thiam, aceptó un recorte en el variable después del desastroso 2015 del banco, por ejemplo. Pero su sueldo base quedó intacto y aún más alto que el de su predecesor.

Desde 2008, los bancos suelen recortar el variable, no la base salarial

La decisión de Mustier es admirable, pero parece más una excepción que una nueva estrategia. Las acciones del banco están rindiendo extraordinariamente por debajo de las de Intesa, su homólogo más parecido: 3% frente a 106% desde 2012. Y ahora va pedir 13.000 millones de euros a los accionistas. Mustier va a despedir al 14% de los empleados, así que una demostración de solidaridad es buena para la moral del personal.

El recorte salarial del presidente Vita, en todo caso, solo lo pone al nivel de su hómologo de Intesa, Giovanni Bazoli. En cuanto a los vicepresidentes, el recorte afectará probablemente solo a una pequeña parte del total. Y hay un problema. Los bancos que están reestructurándose necesitan atraer talento. Los drásticos recortes del sueldo fijo de algunos directivos podrían provocar la salida de otros, temerosos de ser los próximos. Puede que Unicredit haya demostrado lo contrario, pero su mezcla de necesidad y ascetismo es excepcional.

Normas