Infraestructuras

El aeropuerto de Barajas vuelve a registros de antes de la crisis

El aeropuerto de Madrid crece un 7,7% en pasajeros, hasta los 50,4 millones en 2016

Barcelona-El Prat crece un 11,2%, hasta situar su récord en 44,1 millones de viajeros

Aena confirma la cifra de 230 millones de pasajeros el año pasado, con un alza del 11%

Tráfico de pasajeros en los aeropuertos de Barajas y El Prat Ampliar foto

El mayor aeropuerto de la red de Aena, Madrid-Barajas, ha retomado el pulso que tenía antes del estallido de la crisis. Al cierre de 2016, la infraestructura vuelve a registrar más de 50 millones de pasajeros, cifra que ha rebasado en 400.000, acercándose al récord que marcó en 2007 con 52,1 millones de viajeros. Al año siguiente, con la crisis ya desatada en Estados Unidos y extendiéndose por Europa, el tráfico de Barajas tomó una linea descendente que lo situó en 50,8 millones de pasajeros en ese 2008 y que tocó suelo en 2013 con 39,7 millones.

La crisis de Barajas coincidió -muchos opinan que fue desencadenada- con los graves problemas de Iberia. Del mismo modo, la recuperación de la compañía que preside Luis Gallego ha sido uno de los detonantes de una mayor producción en el aeropuerto. También han influido la recuperación económica, el empuje de Air Europa desde su nuevo hub en las terminales 1, 2 y 3; la consolidación del fenómeno low cost y el reposicionamiento de Madrid como destino turístico.

AENA SA 161,40 -0,77%

El comportamiento de la infraestructura madrileña ha sumado en un balance histórico para Aena, en el que la red de aeropuertos ha cerrado 2016 con 230,2 millones de pasajeros, tal y como avanzó ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. La cifra supone un avance del 11%, favorecido por el desarrollo del sector turístico. De la cifra total, 161 millones de viajeros realizaron vuelos internacionales, lo que implica un incremento del 12% respecto a 2015, mientras los 67,5 millones restantes responden a operacionales nacionales, con un alza del 8,8%.

Dos millones de operaciones

Los aeropuertos de la red de Aena registraron 2,045 millones de aterrizajes y despegues en 2016, lo que implica un incremento del 7,5% respecto al volumen de operaciones de 2015.

De nuevos es Madrid-Barajas la plaza que lidera la lista, con 378.150 y un alza del 3,1%. Barcelona El Prat registró 307.864 vuelos, con un incremento del 6,6%, y Palma de Mallorca sube un 11%, hasta las 197.639 operaciones.

Récord en Barcelona

Si el incremento de usuarios de Barajas subió un 7,7% el año pasado, el segundo aeropuerto español por volumen de tráfico, Barcelona-El Prat, lo hizo un 11,2%, hasta situar su propio récord en 44,1 millones. En este caso juegan un papel esencial las operaciones de Vueling, con base principal en el aeropuerto catalán y una actividad que fue creciente incluso en tiempos de crisis económica. A la low cost del holding IAG se suma la apuesta de la escandinava Norwegian, las grandes aerolíneas de Oriente Medio y, próximamente, la intención de la propia IAG de lanzar vuelos de bajo coste hacia América y Asia desde el Prat.

El aeropuerto de Barcelona entró en la crisis con 30,2 millones de viajeros, a 20 millones de Barajas, y tras un descenso del 8% respecto a 2007. Volvió a caer un 9,4% en 2009, situando su suelo en 27,4 millones de viajeros, y ya no ha dejado de crecer, destacando evoluciones como la del 18% conseguida en 2011 y la citada mejora del 11% de este último ejercicio.

Cierran las primeras posiciones entre los aeropuertos más transitados de España los de Palma de Mallorca, con 26,2 millones de pasajeros y un alza del 10,6% el año pasado; Málaga-Costa del Sol, que sube a 16,6 millones tras avanzar un 15,7%; Alicante-Elche, que mejora un 16,7% y se sitúa en 12,3 millones de viajeros, y el aeropuerto de Gran Canaria, que llega a los 12 millones de usuarios con un incremento del 13,8%.

 

 

Normas