Infraestructuras

El Canal de Panamá se opone a la reclamación de Sacyr

El consorcio reclama 5.673 millones en concepto de sobrecostes

Sacyr

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dijo hoy que las últimas reclamaciones presentadas por Grupos Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio encargado del principal proyecto de la ampliación de la vía, carecen de “sustento” porque no han seguido los procesos de resolución establecidos en el contrato.

“La ACP se opone a la admisibilidad de los nuevos reclamos que han sido presentados por GUPC sin sustento y varios directamente a arbitraje sin cumplir con el procedimiento de resolución de disputas establecido en el contrato”, afirmó en un comunicado la administración de la ruta acuática.

El Canal, según se señaló en esa nota, recibió el pasado 19 de diciembre “dos nuevas solicitudes de arbitraje interpuestas por GUPC ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI)”, cuyo monto total no fue precisado.

Estas peticiones, añadió la ACP, aumentaron la cantidad total reclamada por GUPC “de 3.277 millones de dólares a 5.673 millones” y se presentaron directamente a arbitraje sin ser notificados previamente al oficial de contrataciones de la ACP y sin pasar por la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés).

La DAB, apuntó el comunicado, “es la instancia previa que el contrato (entre la ACP y GUPC) exige como requisito para someter la disputa a arbitraje”.

El contrato establece que en caso de que una de las partes esté insatisfecha con la decisión del DAB podrá elevar la reclamación a un tribunal arbitral superior, organizado bajo el reglamento de la Cámara de Comercio Internacional (CCI).

“La ACP se opondrá en las instancias correspondientes de manera oportuna”, aseguró.

GUPC, liderado por la española Sacyr e integrado por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana (CUSA), ganó la licitación para construir por 3.118 millones de dólares el tercer juego de esclusas, el principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá inaugurado el pasado 26 de junio.

Las nuevas esclusas fueron diseñadas para que pudieran ser transitadas por barcos mucho más grandes, los conocidos como neopanamax, que pueden transportar hasta 13.000 contenedores, es decir casi tres veces más de carga que la que pasaba por las esclusas antiguas.

Normas