Inmobiliaria

Merlin cierra la venta de 3.645 plazas hoteleras a Foncière des Murs

Entre los hoteles que no forman parte del paquete están el Eurostars de Torre Castellana 259 de Madrid y el Novotel de Diagonal 199 de Barcelona

Hoteles vendidos por Merlin Properties Ampliar foto

Merlín Properties ha cerrado la venta de una cartera de 19 hoteles con que cuenta en España a la socimi francesa Foncière des Régions, a través de su filial especializada en hoteles Foncière des Murs, tal y como adelantó Cinco Días el pasado 27 de diciembre. Según ha informado la socimi a la CNMV, con fecha de 30 de diciembre ha formalizado la venta por 535 millones de euros. Ese dinero se destinará a "reducir apalancamiento y a usos generales de la compañía", según ha señalado en un hecho relevante a la CNMV.

con este movimiento, Merlin ha cerrado la gran operación de las socimis españolas de 2016, aunque en este caso no ha sido de compra, sino su primera gran venta desde su constitución y salida a Bolsa en 2014.

La cartera incluye 19 hoteles que procedían de sendas operaciones corporativas con Testa y Metrovacesa. Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin, había explicado anteriormente a analistas que estos edificios dedicados a la actividad hotelera no era estratégicos para la compañía, debido a que la socimi está especializada en la gestión de oficinas, centros comerciales y naves logísticas destinadas al alquiler. La operación afecta a 3.645 habitaciones en hoteles, ubicados fundamentalmente en Madrid y Barcelona y operados en régimen de alquiler por enseñas como NH, Barceló, Eurostars, Meliá o AC.

Merlin se desprende de los inmuebles que albergan hoteles como el NH Collection Colón, Paseo del Arte, Exe Puerta Castilla, Eurostars Gran Madrid, o Barceló Castellana Norte, además del futuro Barceló en la Torre de Madrid, todos en la capital de España. En Barcelona, incluye el AC Forum y Eurostars Gran Marina, entre otros. En otras localizaciones, se encuentran el Holiday Inn y Tryp Oceanic, ambos en Valencia; Playa Capricho (Almería); Costa Park y Tryp Alameda (Málaga); Tryp Jerez; y Barceló Corralejo (Las Palmas).

La socimi se había hecho con 24 hoteles, 12 procedentes de Testa y un número igual de Metrovacesa. La empresa no incluye en la transacción los establecimientos que comparten inmueble con sedes corporativas: el Eurostars Torre Castellana, en la Torre PwC, y Novotel de Barcelona, junto a las oficinas de Capgemini. Además, Merlin mantiene el Carris en A Coruña (que comparte espacio con el centro comercial Marineda) y el 30% del Barceló Costa Ballena en Cádiz. Anteriormente, vendió un hotel en Perpiñán (Francia) en una operación independiente.

Los hoteles pesaban alrededor del 7% de la cartera de activos de Merlin, valorada en 9.600 millones antes de la operación y con unas rentas esperadas de 450 millones tras la integración de Metrovacesa aprobada en septiembre.

Incluyendo la operación de Foncière des Murs, el total de desinversiones de de Merlin en 2016 asciende a 761 millones, que supone un 7,1% de prima respecto al valor tasado, generando plusvalías de €51 millones, según la socimi. “Los fondos obtenidos con estas ventas se destinarán a reducir apalancamiento y a usos generales”, apuntó la empresa.

La transacción se cerró a finales de la pasada semana y se convierte en la mayor venta por parte de una socimi desde que comenzaron a surgir en 2014 con un régimen fiscal especial. La empresa señala en el comunicado que a lo largo de 2016 ha vendido otros activos no estratégicos por importe de €121,7 millones, entre los que se encuentran el local de Grande Armée en París, el complejo comercial Centre del Mon en Perpiñán y varias sucursales de BBVA. Entre las recientes desinversiones de Merlin se encuentra la venta al Ayuntamiento de Madrid de la sede de Economía y Hacienda, ubicada en la calle Alcalá 45, por un importe de €104 millones.

Las socimis cuentan con un régimen fiscal ventajoso, en el que no tributan por el impuesto de sociedades, a cambio de la obligatoriedad de repartir dividendos. Entre sus requisitos, además se incluye que estas compañías deben mantener durante tres años un activo antes de venderlo para beneficiarse de una exención fiscal en las plusvalías. Por eso, han aprovechado los tres últimos para realizar adquisiciones y ganar tamaño. Se prevé que en 2017, haya más desinversiones de activos no estratégicos de estas sociedades.

Por su parte, Foncière des Murs es una SIIC (Société d’investissement immobilier cotée), figura similar a una socimi española, con 546 activos y un valor de 3.685 millones. Para esta operación ha contado con el asesoramiento de CBRE, Uría Menéndez y JP Morgan. La matriz Foncière des Régions es una de las mayores inmobiliarias de Europa, con un portfolio de 18.000 millones.

 

Normas