Breakingviews

¿Quién asegura el coche autónomo?

Las aseguradoras necesitan saber si el responsable es el dueño, el fabricante o el desarrollador de software

La presidenta y CEO de General Motors, Mary Barra, junto a un modelo de vehículo autónomo Bolt.
La presidenta y CEO de General Motors, Mary Barra, junto a un modelo de vehículo autónomo Bolt.

¿Quién tiene la culpa en un accidente de vehículo autónomo? Sin un conductor cubierto según su edad o historial de accidentes, es una gran pregunta. Además, las mejoras en seguridad podrían reducir las primas de seguros de los coches privados en EE UU en 190.000 millones de euros anuales.

Warren Buffett, presidente de Berkshire Hathaway, matriz de la aseguradora Geico, ha dicho que los coches sin conductor serán malos para el negocio. Allstate opina lo mismo, y está gastando dinero en científicos de datos y otras formas de desarrollar nuevos productos y servicios.

Las mejoras en seguridad podrían reducir las primas de seguros de los coches privados en EE UU en 190.000 millones de euros anuales

Lo que es malo para las aseguradoras puede ser bueno para la sociedad, pero solo cuando los conductores computarizados sean más seguros que los humanos. Tesla Motors, por ejemplo, ha dejado claro que su sistema Autopilot no es totalmente autónomo. Pero como la autonomía plena probablemente llegue en unos años, las aseguradoras necesitan saber si la responsabilidad recaerá en el dueño, el fabricante, el desarrollador de software o dónde. Quizás el seguro esté prácticamente incluido en el precio de venta, lo cual sería un modelo radicalmente diferente al actual.

La mayoría de los accidentes están causados por fallos humanos, por lo que debería costar menos asegurar los vehículos autónomos. Pero los sistemas de asistencia al conductor no han impedido que las pérdidas de los seguros sigan aumentando en EE UU. No está claro qué tecnología cambiará esta situación. Un riesgo nuevo es que los coches necesitarán actualizaciones de software y, muy probablemente, conectividad en tiempo real. El coste potencial de los fallos de seguridad cibernética es enorme.

El Gobierno de EE UU publicó en septiembre una regulación sobre vehículos autónomos, que servirá de guía para el debate, y Michigan ha aprobado la primera legislación estatal que los contempla. Si el muy publicitado accidente mortal de Autopilot en mayo pasado termina en los tribunales, también arrojará luz legal. 2017 debería ayudar a las aseguradoras a tener un mayor control de los coches sin conductor.

Normas