Balance

Lo (mucho) que no acertaron los analistas en 2016

Los expertos resumen 2016 como un año con acontecimientos atípicos

El año en tres gráficos Ampliar foto

Este año se nos ha roto la bola de cristal y hemos tenido que trabajar adicionalmente”. Las palabras de Blanca Rivilla, directora general de Ahorro Corporación, resumen las conclusiones a las que llegan las casas de análisis en estas últimas sesiones de 2016, momento en el que hacen balance del ejercicio bursátil. Si en otros años ha sido difícil para los expertos acertar en sus previsiones para la Bolsa, en este, la serie de acontecimientos políticos que se han venido sucediendo a lo largo del año han complicado aún más si cabe la labor de los analistas de mercados.

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, calificó 2016 de año “difícil e inédito”, adjetivos que resumen un ejercicio en el que “hemos vivido situaciones históricas en Estados Unidos, Europa y España”. El máximo directivo de los mercados españoles se refería al triunfo de Trump en EE UU, cuya política tiene a los mercados expectantes, al resultado inesperado del referéndum del brexit y a casi un año en España con Gobierno en funciones, “con las lógicas consecuencias”. Y es que “2016, será recordado como el año en el que todo lo imprevisible, pasó”, matiza Kike González, director de área de renta variable de Ahorro Corporación.

La guía de la política

La evolución de los mercados financieros se ha visto influida, además de por las políticas monetarias de los bancos centrales, por las expectativas y el resultado final de dos grandes acontecimientos de carácter político con fuertes implicaciones económicas que han tenido lugar este año, como han sido el brexit y la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones estadounidenses. Los resultados de estos dos comicios, lejos de cumplir lo que adelantaban las expectativas del mercado, han roto los pronósticos de los analistas.

El Ibex, en 11.500

Aunque los expertos se resisten a dar un objetivo del Ibex para cerrar el ejercicio, las casas de análisis suelen hacer sus previsiones. Hace exactamente un año, la mayoría de ellas veía al selectivo en niveles cercanos a los 11.000 puntos. Algunas estimaciones más moderadas apuntaban que estaría en el entorno de los 10.500 puntos. En cualquier caso, en este sentido, las previsiones han errado.

“Este año ha habido tantos eventos fuera de lo normal, digamos que atípicos, que era difícil acertar. En todo caso, es difícil que si todo el mundo tiene un claro consenso se alcancen estos objetivos”, argumenta Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja). A falta de cuatro jornadas para cerrar el ejercicio, el selectivo español está en el entorno de los 9.400 puntos, más o menos los mismos niveles en los que despidió 2015, que cerró en 9.544 puntos.

“2016 será recordado porque lo imprevisible pasó”, explica Kike González, director de renta variable de Ahorro Corporación

La consolidación de la economía española era uno de los principales aspectos positivos con los que contaban los expertos hace un año de cara a las previsiones de la Bolsa española. Sin embargo, la situación del sector bancario, con elevado peso en el Ibex 35, ha lastrado la cotización del índice, que se va a quedar lejos de las previsiones que manejaban incluso las firmas más prudentes. Este ha sido el caso de BNP Paribas, que veía el Ibex en torno a los 10.500 puntos.

El resto de Europa también ha decepcionado, aunque en menor medida que el Ibex. “Europa no solo no lo ha hecho mejor que EstadosUnidos, sino que ha presentado en algunos casos rentabilidades negativas. Una mayor sensibilidad a las caídas iniciales de los precios del petróleo, el temor convertido en junio en realidad al brexit, los problemas de la banca europea –con los bancos italianos y las dificultades del alemán Deutsche Bank a la cabeza– y las variables incertidumbres políticas con el ascenso de los populismos en Europa han sido los causantes de ese resultado”, recuerdan desde Ahorro Corporación, firma que esperaba para este año ver al Ibex más allá de los 11.000 puntos, como la mayoría de las casas de análisis hace un año.

S&P 500, sin potencial

Los grandes gurús de los mercados tenían claro que la Bolsa americana estaba cerca de tocar techo. Este ha sido uno de los grandes errores de los expertos bursátiles, quienes, pese a apostar más por la renta variable dentro de los activos de inversión para este año, no veían recorrido al alza en Wall Street. “En 2016, el mercado de valores de EE UU tendrá un comportamiento inferior al de Europa y Japón”, explicaban en el informe de perspectivas y estrategia de Saxo Bank hace exactamente un año.

Nada más lejos de la realidad, teniendo en cuenta que el S&P 500 está en zona de máximos históricos, al igual que el Dow Jones, y que ambos índices acumulan respectivas revalorizaciones anuales del 14% y del 11%. De hecho, el Dow Jones está cerca de romper los 20.000 puntos por primera vez en su historia. Los bancos de inversión preveían una corrección en el mercado si ganaba Trump. Los expertos pensaban que la Bolsa se hundiría y que los inversores comprarían bonos americanos para refugiarse ante la posibilidad de que la Fed dejara de lado una subida de tipos por el aumento de la incertidumbre; la realidad es que los inversores decidieron pensar en las oportunidades que se abren a futuro, frente a los riesgos que esto pueda suponer.

La Bolsa de Nueva York ha dado la sorpresa marcando máximos históricos

Crudo en caída libre

En la actualidad el precio del barril de crudo Brent ronda los 55 dólares, lo que significa doblar los mínimos que llegó a marcar en enero a 26 euros. Aunque no llegó a caer a 20 dólares, que era la previsión más pesimista de los bancos de inversión, concretamente de Goldman Sachs, Citi y Morgan, a punto estuvo. Sin embargo, el precio del oro negro ha ido recuperándose a lo largo del año para acabar estabilizándose en el entorno de los 55 dólares por barril. Y más después de las decisiones de la última reunión de la OPEP.

En un hecho inédito desde 2008, la Organización de Países Exportadores de Petróleo alcanzó un acuerdo para recortar la producción de crudo en el conjunto de sus 14 miembros, a los que se sumarían países no miembros del cártel. En concreto, acordaron en la reunión de diciembre reducir la producción agregada hasta los 32,5 millones de barriles diarios, lo que supone un recorte de 1,1 millones de barriles diarios respecto al nivel de octubre.

El legado de 2016

Los expertos están de acuerdo en que se va a finalizar un ejercicio especialmente convulso en el que se han vivido numerosos eventos que se han ido resolviendo de manera, más o menos, satisfactoria. Desde Unicorp Patrimonio ven la recuperación de las materias primas y, por tanto, de la reconducción de las economías emergentes; se han rebajado los miedos respecto al impacto de la futura salida de Reino Unido de la UE, así como de la llegada de un presidente atípico a la Casa Blanca. Aun así, los analistas creen que estas serán algunas de las incertidumbres que marcarán 2017, ejercicio en el que, de nuevo, el activo más recomendado será la renta variable.

El departamento de análisis de Bankinter ve un potencial del 8,45% para el Ibex 35 en 2017, hasta los 10.202 puntos, según aseguró en la presentación de perspectivas el analista Ramón Carrasco. A juicio de la firma, esta subida vendrá motivada por varias razones: la mejora de la situación macroeconómica, los resultados empresariales y el flujo de los fondos hacia la liquidez, entre otras.

Como elemento diferenciador con otras casas de análisis, Bankinter considera que las elecciones en Francia, Holanda y Alemania durante el próximo ejercicio no jugarán un papel relevante en las Bolsas. “La política es un factor que cada vez tiene menor influencia sobre lo que pasa en los mercados”, en opinión de Ramón Forcada, director del departamento de análisis de Bankinter. Y en contra de lo que ha quedado claro en 2016.

Normas