Crédito

Bankinter y BBVA abren la veda a la subida de las hipotecas a tipo fijo

Los intereses que ofrece el sector bancario oscilan entre el 2,4% y el 4% TAE

hipotecas tipo fijo

Los intereses insólitos vistos en las hipotecas fijas, que han alentado su contratación en los últimos meses, podrían tener los días contados. Bankinter y BBVA han revisado al alza los tipos aplicados en este tipo de préstamos muy pocas semanas después de haberlos recortado. La iniciativa de dos de los bancos más competitivos en la captación de clientes podría arrastrar al resto de entidades financieras y poner fin a la revolución de las hipotecas fijas baratas.

En el caso de Bankinter, los tipos de los préstamos hipotecarios a tipo fijo han subido en todos los plazos, deshaciendo la rebaja anunciada a principios de septiembre. Así, la Tasa Anual Equivalente (TAE) pasa del 2,62% al 2,82% en la oferta a diez años, mientras que se eleva al 2,94% frente al 2,63% anterior hasta 15 años y desde el 2,83% al 3,09% hasta 20 años. La vinculación exigida se mantiene, siendo necesaria la contratación de una cuenta nómina o una cuenta profesional, el seguro de hogar y vida. La comisión de apertura sigue siendo del 1%.

BBVA, por su parte, no ha tocado el interés del tramo más corto, hasta 15 años, que se queda en el 2,50% TAE siempre que los ingresos del titular sean iguales o superiores a 1.500 euros. Sí ha incrementado los tipos para los periodos más largos, del 2,72% al 2,98% TAE a 20 años, del 2,98% al 3,24% hasta 25 años, y del 3,28% al 3,55% hasta 30 años. Además de la domiciliación de la nómina, es necesario el uso de tarjetas y la contratación de un seguro de vivienda y de amortización de préstamo o vida, así como aportar anualmente más de 600 euros a plan de pensiones o EPSV BBVA. En caso contrario los tipos aplicados serán superiores. También tiene una comisión de apertura del 1%.

Ránking de ofertas

Bankoa: Dependiendo del plazo del préstamo, de entre 10 y 30 años, el interés fijo varía desde el 2,41% TAE al 2,76% TAE.

BMN: La entidad ofrece un TAEdel 2,64% en la Hipoteca Mediterránea hasta 20 años y un 2,68% TAE en la Hipoteca a tipo fijo bonificada.

Liberbank: La Hipoteca Ahora a tipo fijo hasta 10 años es al 2,76% TAE, mientras que hasta 15 años el interés se eleva al 2,81% TAE y hasta 20 años, al 3,01%.

Banco Popular: En el plazo más corto, hasta 10 años, aplica un 2,89% TAE y en el de hasta 15 años, un 2,87%.

Banco Santaner: El tipo fijo va desde el 3,12% TAEal 3,59% TAE en función del plazo, de 5 a 30 años.

La decisión de ambas entidades coincide con el cambio de perspectivas sobre la evolución de los tipos de interés tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos. Sin embargo, Francisco Arco, analista de XTB, sostiene que el aumento de los tipos al otro lado del Atlántico no va a afectar de forma inmediata a Europa, donde los tipos seguirán bajos. “El recorte de los tipos al cero por el BCE ha sido reciente y continuarán bajos al menos un par de años, tal y como dijo recientemente el propio Mario Draghi”.

A juicio de Arco, las entidades pueden querer aprovechar la coyuntura del posible incremento de los tipos en Europa y “puede servir de excusa” para el encarecimiento de las hipotecas fijas, pero “la realidad es que los bancos necesitan diferenciales de ganancias más altos”. El experto afirma que si los grandes bancos que copan gran parte del negocio hipotecario nacional inician la subida de tipos en las hipotecas fijas, “lo más probable es que si tiene éxito y no se rebajan las cuotas de contratación los demás se apunten a esa tendencia”.

Desde Bankinter aseguran que su política es “revisar periódicamente los precios de cada uno de los productos de activo y de pasivo de forma permanente, con el objetivo de tenerlos siempre ajustados a las situaciones y perspectivas del mercado”, y apunta que sus hipotecas variables no se han visto afectadas por la subida. La entidad señala que, en su caso, siguen siendo mayoría los clientes que optan por una hipoteca variable (86%) frente a los que optan por las fijas (14%) pese al incremento que han experimentado estas en los últimos dos años.

Las hipotecas a un tipo de interés permanente, con las que el cliente paga la misma cuota durante toda la vida del préstamo sin depender de la fluctuación del índice euríbor como sucede en las hipotecas variables, han crecido de forma exponencial y ya suponen más del 24% de los préstamos hipotecarios contratados frente al 2,5% de hace diez años o al 6,6% de 2014, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los intereses fijos que se ofertan actualmente oscilan entre el 2,5% TAE el 4% TAE, cuando hace unos años no bajaban del 5 o 6%. Los tipos más bajos suelen corresponder a los préstamos a más corto plazo, hasta 10 y 15 años, mientras que el precio es más caro si el periodo de amortización se alarga a plazos similares a los de las hipotecas variables, de entre 25 y 30 años.

Normas