Breakingviews

El ‘brexit’ podría iluminar Madrid

La capital de España podría ser la tapada para acoger a los financieros expatriados de la City

brexit
Las Cuatro Torres de Madrid.

España es uno de los destinos favoritos para los británicos en busca del sol y para los futbolistas top. También espera atraer empresas desplazadas por el brexit. Su lema de campaña es Think-Madrid (Piensa en Madrid) –seguramente porque no lo está haciendo mucha gente. Madrid podría ser una candidato inesperado, y no solo para ser la nueva City.

Aunque el éxodo de Londres aún es teórico, ciudades como París, Dublín y Fráncfort están cortejando a los jefes de los bancos que podrían tener que trasladarse si perdieran el derecho a vender sus servicios en la UE. Los argumentos oficiales de Madrid incluyen: más de 100 días soleados al año, conexión con Latinoamérica, escuelas bilingües, inmuebles baratos y excelentes infraestructuras.

Los madrileños podrían llevarse una decepción, pero una modesta afluencia desde Londres es un objetivo alcanzable

Es cierto que no son cosas decisivas: basta con mirar el clima de Londres. Fráncfort ya es importante en el sector del trading. Los gestores de fondos y el personal de apoyo ya se estaban trasladando a Dublín, Polonia o Luxemburgo. La banca de inversión en España –la cuarta más importante de Europa por honorarios– ya es hipercompetitiva, mientras que los españoles tienen un nivel de idiomas inferior al de otros europeos.

Pero ahí están los encantos de Madrid: una población relativamente pro-UE y un coste de la vida bajo comparado con el de capitales como París. La ley Beckham rebaja los impuestos de los trabajadores expatriados, y Madrid no tiene impuesto a la riqueza. Políticamente, puede que el país sea más estable que Francia y Alemania, que se enfrentan a elecciones con opciones para los partidos antisistema. Podemos ha tocado techo tras las últimas generales, aunque la alcaldesa de Madrid sea de su ámbito.

Además, Madrid podría atraer otros sectores en los que España tiene masa crítica, como la fabricación de coches y la biofarmacia, cada uno de los cuales representa en torno a una décima parte del PIB. Google ha abierto en Madrid uno de sus dos campus para startups de la Europa continental. España es sede de menos agencias de la UE de las que le corresponderían, y hay dos por decidir dónde se instalan, incluida la Agencia Europea del Medicamento.

Con todo, el brexit es claramente negativo para España, dadas sus estrechas relaciones comerciales, de inversión y de turismo con el Reino Unido. Y otras ciudades están mostrando todos sus encantos, así que los madrileños podrían llevarse la misma decepción que con los Juegos Olímpicos 2020. Sin embargo, una modesta afluencia de refugiados del brexit es un objetivo sumamente alcanzable.

Normas