Mercado de trabajo

El PSOE y su guerra de guerrillas a la reforma laboral

Los socialistas defenderán el martes una proposición de Ley para equiparar el salario se de los trabajadores de subcontratas a los de la empresa contratista si su actividad es la misma

Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados.
Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados.

El PSOE presentará el martes en el Congreso de los Diputados una proposición de Ley para obligar a las empresas que subcontraten trabajadores para realizar tareas propias de la actividad de la compañía, a que les apliquen las mismas condiciones laborales que tienen los empleados de la plantilla. Se trata, según ha explicado hoy el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, del primer paso de una guerrea de guerrillas para "atacar" por partes y poco a poco la reforma laboral.

Con esta iniciativa --que modificaría el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores que regula la subcontratación-- los socialistas pretenden atajar dos situaciones problemáticas que se dan en el mercado de trabajo. Por un lado, hacer que los trabajadores de subcontratas, con peores salarios y condiciones laborales que sus compañeros de la empresa que ha externalizado el servicio, cumplan el principio de "a igual trabajo, igual salario". Según fuentes socialistas, en dichas subcontratas y determinados sectores como el de la hostelería, los trabajadores tienen salarios hasta un 70% inferiores a sus compañeros de la empresa contratista de los servicios.

Pero desde el PSOE también pretenden evitar la competencia desleal entre las empresas de un mismo sector, que se produce cuando una compañía contrata o subcontra servicios propios de su actividad, "situándose en una mejor posición competitiva frente a las que mantienen dichos servicios, puesto que trasladan costes salariales a las empresas multiservicios.

A quiénes va dirigido el cambio legal

En concreto, la modificación del Estatuto de los Trabajadores que se propone, precisa cuando se produce concretamente la externalización de servicios propios. "Se entenderá que el objeto de contratación o subcontratación supone la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad del empresario contratante cuando se corresponda con todas o alguna de las actividades principales o nucleares del mismo y suponga, por parte del contratista o subcontratista, la aportación de mano de obra" cuyas actividades tengan "relación directa con dichas actividades principales o nucleares".

En todos estos casos, las empresas contratistas y subcontratistas "deberán garantizar a los trabajadores afectados por la contrata o subcontrata" las mismas condiciones laborales y de empleo esenciales previstas en el convenio colectivo de aplicación en la empresa principal, ya fuera un convenio de empresa o de sector.

Esto en la actualidad afecta sobre todo a los sectores de hostelería y logística, si bien los socialistas aseguran que estos procesos de externalización que deterioran las condiciones laborales de los trabajadores de las contratas y subcontratas, "se extiende cada día a muchos más sectores".

Sin embargo, este cambio normativo no protegería a los trabajadores de contratas y subcontratas que realizan servicios externalizados en una empresa donde su actividad principal no tiene nada que ver con sus tareas. Es el caso, por ejemplo de los servicios de limpieza o seguridad de una empresa cuya actividad principal o nuclear no tenga nada que ver con dichos servicios.

Posibles apoyos a la ley

El portavoz de Empleo del PSOE en el Congreso de los Diputados, Rafael Simancas, ha confiado en que esta proposición de Ley salga adelante porque los socialistas ya presentaron una iniciativa idéntica en 2015 en aquella ocasión, "pero si repetimos los apoyos de entonces y con la nueva aritmética parlamentaria" se aprobaría la norma. No obstante, advirtió que los populares podrían modificar el texto en el Senado, donde conservan la mayoría.

En concreto fuentes parlamentarias precisaron que los nacionalistas catalanes y vascos se estarían planteando apoyar la iniciativa socialista. Mientras que desde el PSOE también recuerdan que en Ciudadanos "defienden siempre el discurso de que la competitividad no debe llegar vía bajos salarios", por lo que confían también en que el partido de Albert Rivera respalde la propuesta. Igualmente, Unidos Podemos incluirá este mismo martes en otra proposición no de ley una iniciativa similar, por lo que esperan también su apoyo.

Normas
Entra en El País para participar