Entrevista con Alvaro Rengifo, Presidente de Bombardier España y Consejero de Bankia

Entrevista con Alvaro Rengifo, Presidente de Bombardier España y Consejero de Bankia

¿Cómo evita que los mensajes de un CEO lleguen a su interlocutor de forma poco clara?

Yo cambiaría la pregunta en positivo, como consigo enviar mensajes claros. Creo firmemente que una buena petición es clave para una buena y eficaz dirección. Un mensaje, una petición, debe ser clara y precisa y además tener una fecha de caducidad. Es fundamental que cualquier demanda, instrucción o advertencia sea siempre inequívoca. Por ello como veremos en la pregunta siguiente la "buena" comunicación es tan importante. Si quieres que tus empleados, grupos de interés o socios entiendan y reaccionen ante tus mensajes tienen que ser además breves. La atención "real" se mengua de manera notable a partir del minuto 15. Por ello es tan importante saber comunicar lo básico de manera rápida y contundente.

¿Qué importancia le da a la comunicación en su tarea como líder?

La importancia es enorme. No puedes ejercer tu liderato en la sombra, ni en tu despacho, ni encerrado leyendo y escribiendo. Un verdadero liderazgo necesita interactuar con sus interlocutores (empleados, accionistas, clientes, proveedores...). Las teleconferencias o las video conferencias no sirven para un buen liderazgo. Son un mal menor. En ellas el tono es fundamental. La interrelación directa es siempre el vehículo más eficaz de comunicación. Un mensaje se compone en 50-60% de lenguaje corporal, un 30-40% de tono y el resto, nunca más de un 20% de fondo o propio mensaje. Si quieres ser eficaz debes dominar tu lenguaje y tono. El mensaje es muy importante (el fondo) pero la forma (lenguaje corporal y tono) es fundamental. Un buen líder debe ser capaz de dominar las tres. Además debe tener la empatía suficiente para contrastar que el mensaje, es recibido y entendido de la manera que uno desea. De ahí la importancia apuntada más arriba de ser claro y preciso para evitar equívocos. Más de una vez te sorprende la reacción a tu mensaje y sólo te das cuenta, tarde, porque no fuiste preciso o no lo contrastaste. Una regla de oro en mi liderazgo es "felicitar en público y corregir en privado". Lo aprendí en Casa y sobre todo en la "mili", y es un "valor" que cuido mucho. Finalmente el ejemplo es básico para ser creíble y crear la suficiente "admiración" como para poder dirigir con eficacia.

¿Cómo evita que los mensajes escritos no queden demasiados secos?

De nuevo lo formularía en positivo. Intento que en mis mensajes escritos, hoy la gran mayoría por correo electrónico, tengan un "querido", una despedida "fuerte abrazo", siempre algún comentario positivo y muchas veces un "emoticono", una sonrisa, un tren, un avión,... Sigo escribiendo las felicitaciones, nuevos retos, nuevas responsabilidades,… a mano. Me gusta escribir con pluma y la frecuento mucho.

Seleccione las tres cualidades que mejor definen su estilo de liderazgo

Visión estratégica, Capacidad de motivar y Orientación a resultados.

Normas