Editorial

La City financiera en Madrid

La posibilidad cada vez más cercana de que el Reino Unido abandone la Unión Europea tras haberlo votado en el referéndum de este año, está abriendo las puertas de las grandes plazas financieras europeas a la que ahora es la primera industria británica, la financiera, para que encuentren acomodo en la zona euro. Una de ellas es la de Madrid, que junto con Barcelona aparece entre las preferencias de los miles de empleados cualificados que trabajan en la City londinense. Para ello la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha elaborado una guía para que las empresas financieras que opten por instalarse en España dispongan de todas las facilidades normativas, laborales, administrativas y de supervisión.

La opción España está en condiciones de competir con París, Dublín, Milán o Fráncfort en regulación financiera, y dispone de pluses nada despreciables, como la disponibilidad a precios comparativamente asequibles de los inmuebles para oficinas, la capacidad logística, el clima y otros atractivos de ocio, y en ellos se han puesto a trabajar ya varias instituciones. Pero independientemente de las opciones que ofrece el brexit, deberían trabajar para mantener tal oferta más allá del episodio de Reino Unido, ya que el peso de la industria financiera en la actividad agregada del país es muy limitada.

Normas