Breakingviews

Gentiloni, un regalo para los populistas

Si el nuevo primer ministro italiano lo hace bien puede favorecer al Movimiento 5 Estrellas

Paolo Gentiloni, nuevo primer ministro de Italia.
Paolo Gentiloni, nuevo primer ministro de Italia.

El próximo primer ministro de Italia es un regalo para los populistas. Un sustituto para Renzi es mejor que un vacío. Pero como Paolo Gentiloni es también del europeísta Partido Demócrata, si lo hace demasiado bien podría aumentar las posibilidades del euroescéptico Movimiento 5 Estrellas.

Los bancos son su tarea más urgente. El viernes el BCE negó a Monte dei Paschi una prórroga para recaudar 5.000 millones de euros de capital hasta final de año, y el domingo el banco dijo que seguiría con un intento cada vez más desesperado de hacerlo por medios privados. El único reto significativo es que participen los inversores minoristas, que tienen 2.100 millones de euros de deuda.

Los bancos, en concreto Monte dei Paschi, son su tarea más urgente

La solución más simple para Gentiloni es hacer que esto suceda, pero podría alimentar el apoyo al Movimiento 5 Estrellas, que quiere un referéndum sobre el euro. Un rescate con dinero público, o incluso un acuerdo de compensación demasiado bueno para los minoristas, podría quebrantar las normas europeas de ayudas estatales.

Más compleja es la ley electoral, que necesita ajustes de cara a las elecciones programadas para 2018, puesto que las cámaras tienen reglas diferentes. La solución más simple es que la cámara alta imite el sistema a doble vuelta de la cámara baja. El miedo es que también puede aumentar las posibilidades de los 5 Estrellas, porque son uno de los dos partidos con más apoyo en las encuestas. La alternativa es un sistema que favorezca las coaliciones, que puede favorecer al Partido Demócrata y a la derecha de Berlusconi, pero eso puede crear un gobierno débil, o favorecer a los 5 Estrellas si se percibe como una maniobra contra ellos.

Por último, tendrá que llevar el timón hasta las elecciones. Renzi probablemente desearía que fueran lo más pronto posible, en 2017. Sin embargo, el Gobierno de Gentiloni puede seguir adelante, si no ha acuerdo sobre la ley electoral, y provocar otro año de crecimiento débil. El cuarto líder italiano consecutivo no elegido en las urnas no tiene un mandato para hacer reformas. Si la Comisión Europea pide a Italia que frene su déficit, el sentimiento antieuropeo se disparará, al igual que la ya alta popularidad del 5 Estrellas.

Normas