Encuesta de PwC

El optimismo gana terreno entre empresarios y analistas

Los empresarios prevén más empleo y que el consumo tire de la economía

Encuesta PwC economía española Ver pdf

El crecimiento de la economía avanza a ritmos más rápidos que los previstos inicialmente y ello ha redoblado el optimismo de los empresarios y de los analistas. La formación de Gobierno también es un factor que ha impactado de forma positiva entre los directivos. Esta es la conclusión del informe Consenso Económico del cuarto trimestre que publica PwC y que recoge la opinión de 355 expertos sobre la evolución de la economía. La encuesta se realizó entre el 1 y el 24 de noviembre, es decir, tras el desbloqueo político en España y en mitad del proceso electoral en Estados Unidos que derivó en la victoria del candidato republicano Donald Trump.

 El 65,4% de los encuestados califica de bueno el trimestre actual, un porcentaje casi 20 puntos superior al informe correspondiente al segundo trimestre. Ello refleja el incremento de las expectativas a medida que los datos mostraban una evolución del PIBmejor de la prevista. En este sentido, el nuevo cuadro macroeconómico que aprobó el Gobierno el pasado 2 de diciembre contempla una mejora de las estimaciones para este año y el siguiente. Así, Moncloa espera que la economía crecerá este año un 3,2% frente al 2,9% estimado inicialmente. Y si bien se espera una desaceleración para el próximo ejercicio, el optimismo se impone entre los 355 directivos y académicos encuestados. Así, el 60,9% prevé que el próximo trimestre será igual o mejor que el vigente.

La mejora de las perspectivas se obverva cuando, por ejemplo, se pregunta sobre el gasto de las familias. El 44% cree que el consumo de los hogares aumentará en los próximo meses, un porcentaje que no alcanzaba el 26% a principios de año. Aun así, la mayoría, un 46%, opina que se mantendrá estable. El Ejecutivo estima que la demanda interna seguirá tirando de la economía el próximo año, aunque a un ritmo de crecimiento menor.

Llaman la atención las buenas perspectivas que apuntan los expertos en el ámbito inmobiliario. Así, más de la mitad opina que la compra de vivienda aumentará en los próximos meses y el 45% que se mantendrá estable. Es decir, menos del 4% prevé una reducción de la operaciones inmobiliarias. En el mercado laboral, el 56% de los empresarios sostiene que la creación de empleo aumentará en línea con las estimaciones oficiales.

Moncloa asegura que la creación de puestos de trabajo avanzará a ritmos de 500.000 empleos anuales y se alcanzará la cifra de 20 millones de ocupados en 2019. Siempre según las estimaciones del Ministerio de Economía, la tasa de paro bajará ese año hasta el 12,8%, su menor nivel desde el tercer trimestre de 2008. Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) apuntó la semana pasada en un informe que sus simulaciones mostraban una evolución de desempleo menos optimista que la dibujada por el Gobierno. Aun así, hay consenso en que el desempleo seguirá cayendo a lo largo de los próximos años.

Respecto a la situación de las empresas, la visión es más crítica. El 61,7% la califica de regular. Aun así, aquellos que responden que el estado de las compañías es bueno ha aumentado del 29% al 38,3%. La mayoría de empresarios cree que el próximo trimestre será igual o mejor. Los expertos esperan que el período de bajos tipos se mantenga. El 66% prevé que el precio del dinero seguirá en el 0% en junio de 2017. Respecto a diciembre del próximo año, el porcentaje que cree que continuará en el 0% se reduce al 30,2%. La mayoría, un 31,2% augura que el BCE elevará los tipos hasta el 0,25%. También existe consenso en que las condiciones monetarias y financieras en las que se deesenvuelven hoy las empresas son positivas. Los riesgos derivados de la situación geopolítica internacional suponen la principal amenaza para los expertos, junto con el elevado déficit y deuda de las Administraciones Públicas.

El informe publicado por PwC incluye un apartado sobre el proceso de industrialización. En concreto, la consultora se pregunta sobre los motivos que hacen que España esté por detrás de los grandes países europeos en digitalización. La mayor parte de encuestados opina que la falta de una formación adecuada es el principal déficit que presenta la estructura productiva en España. Y esa laguna se circunscribe tanto en el ámbito de la formación profesional, como en la educación primaria, secundaria y universitaria. Aun así, los empresarios reconocen que las compañías españolas también tienen responsabilidad al desconocer las oportunidades que ofrece la digitalización.

Normas