Telecomunicaciones

Las telecos reducen 2.328 empleos en el segundo trimestre: mínimo histórico

La plantilla conjunta del sector cae a mínimos de la serie histórica

Empleo en las telecos Ampliar foto

Malos tiempos para el empleo en el sector de las telecomunicaciones en España. Según las cifras publicadas este miércoles por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), las plantillas totales en la industria se redujeron en 2.328 personas durante el segundo trimestre, hasta situarse en un total 56.621 empleados. En términos porcentuales, el descenso ronda el 4%.

Es la cifra mínima desde el inicio de la serie histórica que lleva a cabo la autoridad reguladora desde principios de 2005 (primero la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y después la CNMC). De igual forma, es la mayor reducción secuencial en un único trimestre dentro de la citada serie histórica del regulador.

En el último año, el empleo en el sector ha descendido casi un 6,5% (al cierre del segundo trimestre había 60.513 trabajadores). En el cuarto trimestre del año 2007, antes del agravamiento de la crisis económica en España, las plantillas totales del sector de las telecos en España sumaban más de 72.300 empleados. En 2005, el empleo superaba las 78.000 personas.

En el caso del segundo trimestre de 2016, el descenso global del empleo en el sector ha venido motivado por los planes de bajas voluntarias puestos en marcha por compañías como Telefónica y Orange.

La primera cerró entre abril y junio la primera fase del Plan de Suspensión Individual (PSI) de contratos, que supuso la salida de más de 3.600 personas (algunas saldrán a lo largo del año). Telefónica, no obstante, también ha incorporado a su plantilla a distintas promociones de becarios. Con todo, la plantilla de Telefónica, según los datos de la CNMC se situaba a final del segundo trimestre en 24.253 personas, frente a las 26.461 empleados registrados en el primer trimestre.

Orange España, a su vez, cerró durante ese periodo su expediente de regulación de empleo (ERE) voluntario, puesto en marcha tras concluir la integración de Jazztel. De esta manera, la plantilla de la empresa que refleja la estadística de la CNMC era de 4.129 trabajadores a final del mes de junio, por los 4.545 empleados registrados a la conclusión del primer trimestre del ejercicio.

La tercera compañía en liza, Vodafone España, redujo su plantilla en el segundo trimestre en 45 personas hasta un total de 5.108. Vodafone, una vez incorporada Ono, puso en marcha un expediente de regulación de empleo que afectó a un total de 1.059 personas (cerca de 659 empleados se acogieron a bajas voluntarias).

Este plan de ajuste provocó que la operadora redujese su plantilla total en cerca de 1.000 trabajadores entre el cuarto trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2016, según figura en el ranking de la CNMC.

Normas