Cuentas públicas

La Airef alerta de la caída del superávit local

Destaca el menor incremento de la recaudación del IBI

Sostiene que el gasto, sin contabilizar los intereses, aumenta al 3%

Airef
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá. EFE/Archivo EFE

Los ayuntamientos son la única administración que está saneada y puede presumir de que sus ingresos superan los gastos. Esta situación de superávit se mantendrá en los próximos años, sin embargo, menguará. Es una de las conclusiones del informe presentado hoy por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). El organismo encargado de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas prevé que el superávit de este año y del próximo será inferior al 0,5% del PIB registrado en 2015.

Ello no supone un riesgo de incumplimiento del objetivo de estabilidad. Hacienda exige equilibrio presupuestario y los entes locales están en condiciones de cumplir sobradamente. En cualquier caso, la reducción del superávit de años anteriores reducirá las posibilidades de que los municipios mitiguen los incumplimientos de otras administraciones como la Seguridad Social o algunas comunidades autónomas.

El menor superávit se debe a que los ingresos aumentan menos que los gastos. La recaudación del IBI explica en buena medida esta situación. El principal tributo local incrementará su aportación a las arcas públicas un 2% este año y un 3,5% en 2017. Porcentajes alejados del 6% registrado de media entre 2012 y 2015. Hay que tener en cuenta que, este año, desapareció los tipos incrementados que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012. La evolución del IBI tiene una importancia capital para las cuentas municipales porque supone la mayor parte de sus ingresos propios. El IBI es un tributo anticíclico y es la única figura fiscal del sistema tributario español que nunca ha perdido recaudación.

La Airef también alerta que, descontando las transferencias del sistema de financiación y los intereses, el gasto de las corporaciones locales crecerá a ritmos del 3%. Supone un porcentaje elevado y que, según el organismo, llevará a los municipios a incumplir la regla de gasto.

Si bien la situación global de los entes locales es positiva, la Autoridad Fiscal alertó que, individualmente, hay municipios que se encuentran en una situación alarmante. Un 5% de los ayuntamientos no forales tiene un ratio de endeudamiento que supera el 110% de sus ingresos corrientes. Ello significa que, según la Ley de Estabilidad, estos ayuntamientos no pueden cerrar nuevas operaciones de endeudamiento. Otro 5,4% de municipios mantiene un nivel de endeudamiento entre el 75% y el 110%. En estos casos, la normativa exige el visto bueno de Hacienda para concertar nuevas operaciones de endeudamiento.

La Autoridad Fiscal ha puesto el foco en 90 entidades locales que presentan un ratio de deuda en porcentaje sobre sus ingresos corrientes desorbitados. De hecho, apunta que estos municipios necesitarían como mínimo 15 años para lograr reducir su nivel de pasivo al 75% de los ingresos corrientes que exige la normativa. Jaén y Gandía, con una deuda del 421% y del 372%, respectivamente, presentan la situación más critica entre los municipios mayores de 75.000 habitantes. Jerez de la Frontera, Parla, Alcorcón o Algeciras son las otras ciudades con cierto tamaño que presentan unos datos preocupantes. Los municipios con mayores problemas se concentran en Andalucía y Madrid.

La situación en las grandes ciudades es, en términos generales buena. Madrid, Barcelona o Valencia cumplirán el objetivo de estabilidad de este año y del próximo. Aun así, Madrid, Barcelona y Córdoba incumplirán la regla de gasto este año. La Airef defiende que las normas están para cumplirlas, sin embargo, también señala que el incumplimiento en ocasiones nace del mal diseño de la regla de gasto. Por ello, la Airef no es especialmente duro con el incumplimiento de Barcelona y Madrid.

Normas