Estabilidad presupuestaria

La AiREF considera “probable” cumplir el déficit del 4,6% este año

La AIReF respaldó ayer las previsiones sobre déficit público del Ejecutivo al apuntar como “probable” que se cumplirá el objetivo marcado por Bruselas para este año (4,6%).

Senda de consolidación fiscal Ampliar foto

El cierre del año presupuestario no va a ser un dolor de muelas para el Ejecutivo. Este año parece poco probable que suceda lo que ha ocurrido otros ejercicios, en el que las facturas impagadas y los gastos sin declarar afloran en el último trimestre, elevando de forma exponencial el déficit público. El Gobierno presentó el viernes el cuadro macroeconómico, en el que todas las variables apuntan a que cumplirá el objetivo de déficit marcado por Bruselas para este año (4,6%), y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) hizo público el informe sobre el seguimiento de la ejecución presupuestaria en el tercer trimestre, cuya principal conclusión es que considera “probable” alcanzar esa meta.

Para la realización de esas previsiones, los técnicos de AIReF realizan 1.500 escenarios sobre la evolución del cumplimiento del objetivo de déficit estableciendo un escenario central, denominado factible. Por encima de este sitúan otras dos posibilidades (probable o muy probable) siempre y cuando el número de escenarios que apuntan a un mayor rigor fiscal sea superior al que presentan números peores. Por debajo del escenario factible aparecen improbable o muy improbable, como consecuencia de que en los cálculos haya más escenarios de incumplimiento que de cumplimiento.

El resultado para este año apunta a que el objetivo de déficit del 4,6% para el conjunto de las administraciones públicas es probable. El punto adicional que la Comisión otorgó a España (repartido entre las seis décimas de margen de la Seguridad Social y las cuatro de la Administración Central) ha sido decisivo para este nuevo veredicto de este organismo, ya que con el anterior límite del 3,6% tildaba de “improbable” el cumplimiento.

Los resultados de la evaluación entre los distintos niveles de administración muestran que la Seguridad Social y las entidades locales cumplirán el nuevo objetivo (-1,7% del PIB y equilibrio presupuestario) mientras que el escenario central que manejan para la Administración Central refleja un desvío de una décima (del 2,2% exigido al 2,3% previsto), mientras que para las comunidades autónomas augura una brecha de dos décimas (del 0,7% exigido al 0,9% estimado). En el primer caso, la autoridad remarca que existen incertidumbres sobre la recaudación prevista para el adelanto del pago fraccionado en el impuesto de Sociedades así como las distintas excepciones que se han ido aplicando sobre el cierre del gasto decretado a mediados de año. La AIReF detecta que el agujero generado en las arcas públicas por la rebaja del IRPF “ha tenido un efecto superior al inicialmente previsto”.

En cuanto a las autonomías, el desvío se ha producido por dos factores: la pérdida de fondos procedentes de la Comisión Europa como consecuencia de la lentitud en la tramitación de los mismos y una ejecución presupuestaria que no ha sido como la prevista inicialmente, tanto en gastos como e ingresos. El informe apunta como muy probable que el déficit sea superior al 0,7% previsto en ocho comunidades autónomas (Extremadura, Murcia, cantabria, Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña, Castilla-La Mancha y Castilla y León), mientras que es muy probable que lo alcancen en Canarias, Navarra, La Rioja, Galicia y Baleares. Navarra y Baleares han sido las autonomías que han visto mejoradas sus previsiones de cierre. En el otro lado, las que han cambiado a peor han sido Castilla y León, Madrid y Andalucía, como consecuencia de un crecimiento del gasto más elevado del previsto y un aumento menor de los ingresos.

El informe prevé que las corporaciones locales volverán a tener superávit (0,4% del PIB), una décima por debajo del registrado doce meses antes.

Normas