Telecomunicaciones

Telefónica aguanta el tirón en Brasil en octubre, frente al hundimiento rival

América Móvil desconecta casi tres millones de líneas, mientras TIM y Oi también caen

Telefónica
Sede de Telefónica Brasil, con el logotipo de Vivo, su marca comercial.

Nuevo examen para Telefónica en Brasil, su mayor mercado en términos de clientes y el segundo en volumen de ingresos. La operadora, de momento, aguanta el tirón de la competencia. Así, la teleco ganó un total de 14.294 líneas móviles en el mes de octubre, hasta alcanzar los 73,50 millones de conexiones, que mantienen al grupo al frente del mercado brasileño.

Con este nuevo crecimiento, la cuota de mercado de Telefónica Brasil aumentó del 29,28% al 29,71%, según las cifras publicadas por el regulador de las telecomunicaciones brasileñas Anatel. De todas formas, no sería descartable que Telefónica pudiese hacer una limpieza del parque de líneas antes de final de año, especialmente en el segmento de prepago, tal y como ha hecho en ejercicios anteriores. En diciembre del año pasado desactivó seis millones de líneas.

En cualquier caso, y ante futuros movimientos, la operadora que dirige desde hace pocos días Eduardo Navarro de Carvalho (sustituyó como consejero delegado de Telefónica Brasil a Amos Genish) ha reforzado su posición durante el mes de octubre, un periodo de tiempo en el que sus principales competidores registraron fuertes retrocesos, al desactivar miles de líneas.

El grupo más castigado fue América Móvil. Su filial Claro perdió más de 2,92 millones de líneas hasta cerrar el mes con 60,59 millones. El grupo de Carlos Slim, que en septiembre había recuperado la tercera posición del mercado, vuelve a caer hasta la tercera posición, pasando su cuota del 25,30% al 24,49%.

Otro de los grupos castigados ha sido Oi, envuelta en una grave crisis tras entrar meses atrás en concurso de acreedores (la mayor de la historia de Brasil). La empresa desactivó 663.041 conexiones hasta cerrar el mes con 45,7 millones y una cuota del 18,47%. A su vez, TIM Brasil perdió 21.000 líneas móviles, cerrando el mes con un parque de 63,22 millones y una cuota del 25,55%.

El conjunto del mercado brasileño perdió 3,56 millones de líneas móviles en octubre, según los datos de Anatel, hasta cerrar con un parque total de 247,46 millones de conexiones, lo que representa una reducción del 1,42%. De ellos, un 68,75% son usuarios de prepago y un 31,25% clientes de contrato.

En el último año, el mercado ha perdido 26,35 millones de líneas, cifra que supone un 9,62% del total, en medio de un fuerte deterioro de la economía del país, que se ha visto reflejado en una contracción del consumo. El 4G sigue ganando cuota a costa de otras tecnologías de telefonía móvil. Así, el LTE ganó en octubre un total de 3,3 millones de líneas hasta superar los 52,61 millones (en octubre del año pasado tenía 20,44 millones de accesos). La cuota de mercado ha pasado en un año del 7,47% al 21,26% (en septiembre era del 19,67%), lo que implica que la adopción del 4G entre los usuarios brasileños continúa con buena marcha.

El WCDMA sigue siendo mayoritario si bien perdió más de 5,2 millones de líneas en octubre, pasando su cuota de mercado del 52,37% al 51,02%. El GSM perdió 1,71 millones de líneas, pasando su cuota del 21,22% al 20,83%.

Agitación en Bolsa de las telecos brasileñas

Telefónica Brasil vuelve a vivir un periodo de agitación en Bolsa. Sus ADR, por ejemplo, acumulan una revalorización anual cercana al 37%, si bien desde su máximo anual, registrado a principios de septiembre, se dejan casi un 20%. De hecho, llegaron a alcanzar los 15,69 dólares, y ahora cotizan en el entorno de los 12,40 dólares (el mínimo anual fue de 7,71 dólares, marcado el 20 de enero).

La teleco se ha visto afectada por la renovada tormenta que sufren las bolsas brasileños al galope de la nueva crisis política, generada por los comentarios sobre la posible sustitución del nuevo presidente, Michel Temer.

De todas formas, los rivales de Telefónica Brasil muestras evoluciones no tan positivas. Las acciones de TIM Brasil, filial de Telecom Italia, se han revalorizado un 15% desde principios de año, por un 10% de los títulos de Oi.

Aun así, y pese a la incertidumbre económica que se vive en el país sudamericano, Telefónica mantiene sus planes. La teleco prevé invertir un total de 24.000 millones de reales (casi 6.510 millones de euros) entre los años 2017 y 2019 a mejorar la calidad de sus infraestructuras y ampliar la cobertura para ofrecer servicios diferenciados a sus clientes. La intención de Telefónica Brasil es acelerar los despliegues de fibra y móvil 4G, además de sentar las bases del futuro 5G como punto de partida para los nuevos negocios digitales.

En términos internos, la teleco acaba de nombrar nuevo consejero delegado a Eduardo Navarro de Carvalho, varias semanas antes de lo previsto.

Normas