Telecomunicaciones
Usuarios de telefonía móvil.
Usuarios de telefonía móvil.

Las telecos viven su mejor momento en España desde antes de la crisis

Telefónica, Orange, Vodafone y Yoigo registraron aumento de ingresos por servicios

Orange logró el mayor avance: un 7,8% en el tercer trimestre

El último examen de las grandes operadoras españolas ha traído mejores notas. Tras años de caída de ingresos y destrucción de valor como consecuencia de la crisis y las guerras de precios, las telecos parecen haber estabilizado su recuperación, de la mano de la consolidación, las subidas de precios y el avance en segmentos como la fibra óptica, el 4G y la televisión de pago. De hecho, las cinco mayores empresas del sector registraron mejora de sus cuentas en el último trimestre.

Telefónica registró un aumento de los ingresos por servicios del 0,6% en el tercer trimestre, y del 0,9% en los nueve primeros meses del año. Los ingresos por operaciones se mantuvieron estables interanualmente pese a la caída de los ingresos por la venta de terminales. Telefónica se vio favorecida por el avance en negocios como la fibra y la televisión de pago, reforzada con la compra de DTS en la primavera de 2015.

La operadora elevó su beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda), excluyendo extraordinarios no recurrentes, un 1,8% en el tercer trimestre, con una mejora del margen de 0,9 puntos porcentuales hasta el 43,2%.

En este escenario, la empresa más destacada ha sido Orange, que elevó sus ingresos un 7,8% en el tercer trimestre, hasta 1.288 millones de euros. Un avance que ha situado a la empresa en el segundo puesto del ranking en España, superando a Vodafone. La operadora, que en 2015 cerró la adquisición de Jazztel, aceleró su crecimiento en el tercer trimestre, tras crecer un 6,2% en el segundo trimestre y un 1,8% en el primero.

Orange, que en este caso no ha publicado cifras sobre ebitda (lo hace por semestres), registró un crecimiento del 9,8% del negocio de los servicios móviles, con un fuerte crecimiento en el 4G, que cerró septiembre con 7,2 millones de clientes. En los servicios fijos, los ingresos aumentaron un 4,6% en el tercer trimestre, gracias a su avance en la fibra óptica, donde ya tiene 1,41 millones de clientes.

También Vodafone parece haber acelerado su crecimiento de la mano de Ono. La compañía elevó sus ingresos por servicios un 4,1% en términos comparables en su primer semestre fiscal, concluido a final de septiembre, hasta 2.273 millones de euros. En el segundo trimestre, los ingresos por servicios subieron un 3,5. Los ingresos totales subieron un leve 5,2% hasta 2.496 millones, en términos comparables.

En términos de rentabilidad, Vodafone registró un aumento del ebitda del 4,9% hasta 692 millones de euros. El margen de ebitda subió en 1,2 puntos porcentuales hasta el 27,7%. La mejora del margen es consecuencia de los mayores crecimientos por servicios, los menores subsidios para la compra de terminales móviles, menores costes operativos y las sinergias captadas por la integración de Ono. Estos avances compensan los mayores costes por la compra de contenidos.

A su vez, Yoigo aumentó sus ingresos por servicios un 6,8% en el tercer trimestre hasta 170 millones de euros, gracias a la mejora del gasto por cliente (arpu), impulsado por el aumento de los clientes de contrato. La operadora, propiedad de MásMóvil desde el 5 de octubre, redujo las ventas netas un 1,3% por el menor peso de las ventas de terminales. El ebitda de Yoigo entre julio y septiembre creció un 4,7% hasta 26 millones. El margen de ebitda se situó en el 11,9% en el tercer trimestre, frente al 11,2% en el mismo periodo de 2015.

Con respecto a las operadoras de cable, Euskaltel comunicó un aumento de los ingresos del 74,6% en el tercer trimestre hasta 144 millones de euros. El aumento, eso sí, contabiliza R de Cable, adquirida en 2015. En términos proforma, entre enero y septiembre, y excluyendo el efecto de la eliminación de las ventas sin margen, los ingresos subieron un 2,2%. A su vez, la asturiana Telecable registró un aumento de sus ingresos del 1,5% en el tercer trimestre hasta 34,2 millones. El ebitda bajó un 1,3% gasta 16 millones por los costes asociados a la compra de los derechos del fútbol.

Amenaza de una nueva guerra de precios

La pasada semana, Telefónica anunció una agresiva promoción comercial con descuentos del 50% durante seis meses a los nuevos clientes en la oferta convergente Movistar Fusión Contigo y las tarifas móviles de contrato Vive. En este sentido, Bank of America (BofA) advirtió a finales de la pasada semana de que estas ofertas podrían generar una nueva guerra de precios en el mercado español de las telecomunicaciones.

Este escenario de renovada competencia penalizaría tanto los ingresos como la rentabilidad de las compañías del sector, al ver estrechados los márgenes.

En esta línea, los analistas del citado banco de inversión estadounidense advirtieron de que Vodafone podría responder al movimiento de Telefónica, que con sus nuevos precios en la gama baja se acerca se acerca a los establecidos por Orange.

Normas
Entra en EL PAÍS