La trifecta europea que puede desestabilizar a los mercados

Todos los sondeos indican que vencerá el ¨no¨ en el referéndum constitucional que se celebrará en Italia el próximo domingo. Las reformas que somete el primer ministro Renzi a votación son razonables: disminuir el poder del Senado para agilizar el proceso de tramitación de leyes; reformar el sistema electoral para favorecer a los partidos más grandes y así facilitar la formación de gobiernos estables. Pero en el actual ambiente populista, las propuestas de Renzi no han sido bien acogidas. Algunos creen que las propuestas son razonables pero no les gusta la manera en la que han sido diseñadas y temen la formación de gobiernos demasiado fuertes. En cualquier caso, los sondeos indican que el ¨no¨ vencerá por hasta 11 puntos. Renzi había prometido dimitir si pierde el referéndum. Ante la perspectiva del desplome de la cotización de los aún débiles bancos italianos e inestabilidad política, Renzi parece dispuesto a mantenerse al frente del gobierno. Pero sólo sucederá si el margen de su derrota es pequeño. De lo contrario habrá que formar un gobierno tecnocrático de transición hasta la celebración de elecciones anticipadas. Pero dichas posibles elecciones generales en Italia es lo último que necesita Italia. El partido antieuropeísta Movimiento Cinco Estrellas de Bepe Grillo podría ser el vencendor de dichos comicios -- amplificando la ola antiglobalización iniciada con el Brexit y seguida por la victoria de Trump. El domingo 5 de diciembre también se celebran elecciones presidenciales en Austria. El candidato del partido de extrema derecha, Norbert Hofer, es el claro favorito. El actual gobierno de coalición en el poder en Austria podría anticipar las elecciones generales (previstas para 2018) si gana Hofer. Y el Tribunal Constitucional británico decidirá en los próximos días que el gobierno de May tiene que aprobar una ley que el Parlamento deberá refrendar antes de poder activar el artículo 50 e iniciar las negociaciones de Brexit. Esto retrasará el inicio de las negociaciones del Brexit. Los resultados del referéndum en Italia, las elecciones en Austria y la sentencia del Tribunal Constitucional británico pueden provocar turbulencias fuertes en los mercados bursátiles y financieros. Se puede disparar la prima de riesgo de Italia, que ya ha aumentando en las últimas semanas. La cotización de los bancos italianos puede desplomarse. Y el euro puede seguir disminuyendo de valor. Los antisistema y antiglobalización sacharán pecho si se pierde el referéndum y gana Hofer. Renzi no debe tirar la toalla, independientemente del resultado. Es un buen primer ministro reformista. Y el gobierno austríaco debe agotar la legislatura.

Normas
Entra en El País para participar