Entrevista

"El BCE subirá tipos en diciembre de 2019"

Para2017 prevé una reducción del volumen de compras a 40.000 millones

Guillaume Menuet, economista senior de la eurozona en Citi.
Guillaume Menuet, economista senior de la eurozona en Citi.

Guillaume Menuet es economista sénior de la eurozona en Citi. El experto considera que la recuperación en Europa ha venido para quedarse. En esta mejora ha jugado un papel fundamental la política acomodaticia del BCE. Sin embargo, Menuet cree que el programa de compra de deuda debe llegar a su fin. El experto, que aclara que un banco central no puede vivir para siempre con tipos negativos, estima que las subidas del precio del dinero por parte del BCE llegarán en diciembre de 2019.

¿En qué medida afecta al mercado de bonos europeo la inflación o la mejora de los datos macro?

Todo ello está afectando porque cualquier cosa que hace el mercado estadounidense se acaba replicando en el europeo. Si los bancos centrales llevan a cabo el mismo tipo de políticas monetarias los resultados deberían ser muy parecidos, por lo que todos los activos van a llevar la misma dirección. Es muy difícil vivir en un mundo en el que el bono estadounidense a 10 años sube y el resto de bonos se quedan abajo. Si Europa está experimentando ahora un rápido crecimiento y la perspectiva de estabilización también crece con una inflación en aumento, el mercado de bonos lo replica.

¿Cree que este mercado ha estado viviendo en una burbuja?

No lo creo. Es muy difícil ver una burbuja en el mercado de bonos. No es como en la renta variable, donde los precios pueden ir hasta el infinito. Para los bonos es bastante difícil porque hay un límite de hasta cuán negativos pueden ser los tipos a los que van. Hemos vivido en un mundo con inflación a cero durante bastante tiempo, así que es bastante fácil que, si piensas que sí hay problemas estructurales significativos en Europa y la inflación se puede ir a cero, entonces los rendimientos también pueden llegar hasta cero o, incluso, ser negativos por la situación de ahorro que se genera.

¿Debería el mercado empezar a preocuparse ahora por la inflación?

No. Porque la trayectoria que la economía está siguiendo actualmente nos lleva a recuperaciones muy superficiales en las que hay exceso de ahorro, por lo tanto va a ser fácil encontrar inversiones que se llevarán a cabo con el capital disponible. Para obtener un aumento de la inflación lo que necesitas es estar en un mercado de marcas propias muy inflexible y, en general, la migración trata con eso en Europa. La excesiva política acomodaticia fue diseñada para luchar contra la deflación. Una vez que la deflación ha terminado, te quedas en un sistema que no tiene ni inflación, ni inflación moribunda, sino algo intermedio. Y ese es el mundo en el que vamos a vivir ahora. Un poco más de inflación y un poco más de crecimiento, pero nada que haga que los bancos centrales, de repente, nos sorprendan y nos digan que tienen que acelerar el ritmo de endurecimiento porque tenemos una inflación desbocada.

¿Qué espera de la política monetaria del BCE el año que viene?

Creo que el año que viene habrá dos anuncios. Bueno, también habrá uno este mes de diciembre. Pero el año que viene creo que en junio dirán que la extensión de seis meses que anunciaron en diciembre de este año ha tenido los efectos que querían. Así que en los siguientes seis meses seguirán con las compras, pero esta vez en un nivel inferior de 40.000 millones de euros. Y para el momento en que lleguen a la reunión de diciembre del año que viene en 12 meses, entonces dirán que estarán listos para empezar con el tapering. Todo ello con la vista puesta en llegar hasta cero para septiembre de 2018.

¿Piensa que el BCE llevará a cabo subidas de tipos?

Sí. En diciembre de 2019, es decir, 15 meses después de que acabe con el programa de compra de deuda. Eso sí, en esta ocasión no creo que quien lo haga sea Mario Draghi. Este acontecimiento se producirá cuando llegue el nuevo presidente del BCE.

¿Cómo va a reaccionar el mercado ante estos nuevos anuncios?

No lo sé. Pero lo que creo que es razonable es que una vez que un banco central empieza a comprar, es lógico que llegue un momento en el que tenga que parar, y ellos paran por razones lógicas. Creo que los mercados ya se están preparando para el final del programa de compra de bonos y los precios se están ajustando. Probablemente habrá presión sobre el bund, pero viendo las previsiones que hay para las tasas de inflación en los próximos años, estaría sorprendido si el bono alemán se situara por encima del 1%.

“El proteccionismo afecta a la inflación”

Los últimos acontecimientos políticos están contribuyendo a la disminución de la globalización. Las elecciones americanas o el brexit son algunos de los ejemplos que este año ha puesto sobre la mesa el aumento del proteccionismo. Ambos, según Guillaume Menuet, están impulsando al alza las tasas de inflación. “La razón por la que vemos un gran aumento en el ajuste de inflación en Reino Unido es porque si tú eres más proteccionista y tienes una moneda que se está depreciando, entonces es fácil que los precios suban”, apunta el experto. “Tenemos más inflación porque hay menos globalización”, señala. Por este motivo, Menuet explica que el BCE, que hasta ahora había tenido como principal objetivo el control de la inflación, comenzará a relajar su política monetaria. “La dirección de los bancos centrales va ahora hacia un menor apoyo puesto que la inflación es cada vez más significativa”, indica. Todo ello, no obstante, no significa que las perspectivas para Europa no sean buenas, ya que, según el experto, los estímulos fiscales comenzarán a materializarse en 2018.

Mientras tanto, los focos en la eurozona se seguirán centrando el año que viene en las expectativas de inflación y en la credibilidad del BCE. “Cuando estás más cerca de llegar a tu objetivo es inevitable que comiences a cambiar tus estímulos para incrementar tu credibilidad”, asegura. “No es que el BCE tenga estancada su credibilidad, pero sí es cierto que es menor a la que tenía antes”.

Normas