Crudo

El Brent se desploma: el mercado desconfía del pacto

El crudo registra su mayor caída desde septiembre al ceder un 3,7%, hasta los 46,5 dólares

El Brent se desploma: el mercado desconfía del pacto Ampliar foto

Dos meses han pasado desde que el 28 de septiembre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reunidos en Argel con motivo de la celebración del Forum Internacional de la Energía, alcanzaran un principio de acuerdo para reducir la producción. A lo largo de este periodo el cruce de declaraciones entre unos estados y otros ha sido una constante que se ha dejado sentir sobre la cotización del crudo.

En los días que siguieron a la cita, los inversores se dejaron llevar por la alegría y en solo nueve sesiones el barril de Brent se disparó un 15,6%, hasta los 53,14 dólares. Sin embargo, conforme transcurría el tiempo el escepticismo se fue apoderando del mercado. No tardaron en surgir las voces que apuntaban a que el pacto pendiente de su ratificación hoy, 30 de noviembre, resultaría insuficiente para atajar el exceso de oferta y devolver la estabilidad al crudo. Y todo esto, pese a que en los días posteriores otros productores no OPEP como Rusia se mostraron dispuestos a unirse a las iniciativas adoptadas por el cártel. En la actualidad, Vladimir Putin se ha mostrado en contra de proceder a recortes de su producción.

Tras semanas de especulaciones, este miércoles se conocerá si realmente la OPEP está dispuesta a aparcar sus diferencias y remar todos a una para favorecer la recuperación del oro negro. El precacuerdo de finales de septiembre solo incluía una cifra: el recorte de la producción entre 32,5 y 33 millones de barriles al día. Este dato, que ha sido valorado por muchos analistas como insuficiente, se fijó antes de que se registrara un nuevo récord de producción en octubre. El pasado mes, los 14 miembros de la organización bombearon 33,64 millones de barriles diarios.

Con este panorama como telón de fondo los estados miembros de la organización intentan poner negro sobre blanco lo que hasta el momento han sido solo declaraciones de intenciones. Además de ratificar el preacuerdo queda por conocer los detalles del mismo. Es decir, en caso de que se pactara un recorte, el primero en ocho años, en la cita ministerial de la OPEP los estados miembros tendrían que establecer la aportación de cada país. Esto llevaría a imponer cuotas nacionales de producción después de cinco años en los que no se ha establecido ningún tope individual.

Sin embargo, la negativa de Iran e Irak a reducir su producción de crudo hacen peligrar el esperado acuerdo y reavivan las reticencias de Arabia Saudí uno de los países con más fuerza dentro de la organización. Los analistas de Goldman Sachs conceden una probabilidad tan solo del 30% a la ratificación del pacto, frente al 70% que le otorgaba el departamento de análisis de Nomura. Si finalmente, la alianza llega buen puerto los expertos de la entidad estadounidense no descartan un fuerte ascensos de los precios los primeros días para posteriormente estabilizarse en la horquilla 55 dólares para mediados de 2017.

Las dudas se apoderan del Brent que se deja un 3,7% al cierre de los mercados europeos, hasta los 46,5 dólares el barril, en la que es su mayor caída desde el mes de septiembre. Desde los mínimos registrados este año, en enero, momento en que cayó por debajo de los 28 dólares, el crudo de referencia en Europa se revaloriza cerca de un 68%. 

Lo ocurrido en el mercado contrasta con las declaraciones del ministro iraquí de Petróleo, Yabar al Luabi, que este martes se mostraba optimista sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo entre los países miembros. "Esperamos llegar a un acuerdo con los estados que constituyen el cártel", apuntó. Por su parte, el fin de semana ministro saudí Jaled al Falih señaló que recortas la producción no era el único camino.“También podemos esperar un recuperación del consumo, especialmente en Estados Unidos”, añadió. 

Normas