Observatorio de la industria hotelera

Los hoteleros recuperan precios e ingresos previos a la crisis

Advierten de la recuperación de mercados competidores como Turquía, Egipto o Túnez a través de fuertes bajada de precio.

Rentabilidad hotelera Ampliar foto

España superará con toda seguridad los 74 millones de visitantes extranjeros al final de este año. Los crecimientos de dos dígitos registrados en los diez primeros meses del año parecen que se repetirán en los dos últimos. Y el mejor ejemplo se producirá en Canarias, la comunidad más visitada en temporada baja. “Puede tener un nivel similar e incluso mejor que la temporada pasada, en la que se batieron todos los récord históricos”, apuntó Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), durante la presentación del observatorio de la industria hotelera española en invierno, realizado conjuntamente con PwC. Molas avanzó que las reservas de alemanes en Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria han crecido en torno al 10%, mientras que la de visitantes nórdicos a Tenerife lo hace a ritmos del 8%. A ello se une las buenas perspectivas para la temporada de nieve, con previsiones de ocupación muy elevadas en tres de las estaciones invernales más importantes (Baqueira Beret, Sierra Nevada y Formigal).

Los buenos resultados y las perspectivas optimistas han disparado la rentabilidad de los hoteles y eso se ha traducido en un incremento de precios y de rentabilidad. El informe recoge una proyección del cierre de este año con 74,08 euros de tarifa media por habitación ocupada, superando por primera vez los 72,09 euros registrados en 2008, antes de que estallara la crisis. Si el análisis se realiza respecto a los ingresos por habitación disponible, el nivel previo a 2008 ya se alcanzó en 2015 e incluso se ha superado con holgura este año. En 2008, los hoteles obtenían una media de 40,86 euros por habitación disponible; en 2015 fue de 43,13 y las estimaciones para el cierre de 2016 hablan de 47,94 euros, lo que supondría un avance del 36,1% desde que tocara mínimos en 2012.

Molas no obvió los desafíos que afronta el sector como la recuperación de los mercados competidores (Turquía, Egipto y Túnez). “El presidente de TUI ya emitió un mensaje la pasada semana anunciando fuertes rebajas de precio, en especial en Turquía, para recuperar parte del terreno perdido”, precisó el presidente de la patronal hotelera. “El turismo es una actividad sensible, con poca memoria. Los países competidores se van a recuperar, pero no van a ofrecer las mismas condiciones que España. Su oferta se basará en precios bajos y la nuestra debe hacerse en otros parámetros”, señaló. Cayetano Soler, socio responsable de Turismo de PwC, apuntó que “la prioridad es conocer al cliente y fidelizarlo”.

Ese buen tono de la actividad turística puede conducir a las administraciones públicas a la imposición de tributos para sanear unas arcas públicas necesitadas de ingresos para salvar la consolidación fiscal. Yuno de los cambios puede afectar al IVA que grava las actividades turísticas, situado en el 10% frente al 21% del tipo general. “Las declaraciones del ministro y de la secretaria de Estado de Turismo confirman que no se va a subir el IVA. Somos gente de fe. Los compromisos están para cumplirlos”, señaló Molas. Cataluña es la única región que aplica una tasa turística y Barcelona el único municipio. Detrás del consistorio dirigido por Ada Colau pueden ir Valencia y Sevilla.

Normas