Perfil de los partícipes

Malos ahorradores y desilusionados pensionistas

Pese a la visión negativa, los españoles no se preparan para la jubilación.

Malos ahorradores y desilusionados pensionistas

Los estudios lo dejan en evidencia. Somos de los países menos concienciados en la necesidad de ahorrar de cara al retiro. Solo tres de cada diez españoles ahorra de forma habitual con tal fin, lo que sitúa a España muy por debajo de otros países y de la media internacional (38%), según el Estudio de preparación para la jubilación 2016 realizado por Aegon en 15 países.

Pero que no lo hagamos no significa que no creamos que haya que hacerlo: casi ocho de cada diez españoles (79%) creen aconsejable ahorrar para complementar la pensión de la Seguridad Social, concluye la IV Encuesta sobre la jubilación y los hábitos de ahorro de los españoles, publicada por el Instituto BBVA de Pensiones. Un informe que también concluye que a casi nueve de cada diez españoles (un 86%) les preocupa bastante o mucho el futuro de las pensiones públicas.

Las personas de entre 30 y 45 años son las más pesimistas sobre el futuro de la jubilación, según la encuesta realizada por Abante Asesores. En concreto, el 83,5% de este grupo afirma que la pensión no será suficiente y el 54% dice que su nivel de vida empeorará.

Solo tres de cada diez españoles ahorra de forma habitual de cara al retiro

Los individuos de entre 45 y 65 años tienen una visión negativa, pero no tanto como el grupo anterior. En esas perspectivas negativas tiene mucho que ver que, por ejemplo, la cantidad mensual media que los españoles calculan que necesitarán para vivir adecuadamente una vez jubilados asciende a 1.245 euros, recoge el Instituto BBVA, lo que se encuentra 200 euros por encima de la pensión media de jubilación en la actualidad.

La cosa puede empeorar. El III Estudio ahorro, jubilación y riesgo del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones refleja que la media de los encuestados estima que su pensión no superará los 940 euros, es decir, un 10,2% menos que la pensión media actual (1.047 euros). Sin embargo, el grupo de personas más cercano a la jubilación, los mayores de 55 años, se muestran mucho más optimistas y calculan que percibirán más de 1.112 euros.

Ante este panorama, parece que aumenta la concienciación sobre la necesidad de buscar alternativas para complementar la futura pensión pública. Tanto es así que hasta seis de cada diez españoles estarían a favor de que parte del salario se destinara de manera obligatoria al ahorro para la jubilación, a tenor de los datos del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones. Además, el 76,3% piensa que las empresas deberían ofrecer un plan de pensiones complementario para sus empleados.

Las cifras

67% de las personas jubiladas que reside en su hogar percibe unos ingresos inferiores a 1.250 euros mensuales, de acuerdo con datos de la Fundación Edad & Vida.

33,7% no ahorra para la jubilación porque no se lo puede permitir.En tanto, otro 23% no lo hace ahora, aunque tiene previsto hacerlo, señalan desde el Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones.

Y quienes ahorran, ¿cómo lo hacen? Siete de cada diez (69%) lo hacen a través de planes de pensiones individuales, apuntan desde el Instituto BBVA, y de acuerdo con Abante Asesores, mayoritariamente se destina una cantidad fija al mes (el 30,4%) o al año (el 26%), especialmente entre las mujeres y los más jóvenes.

Mientras, el perfil de las inversiones para este ahorro es en un 49,3% moderado, ya que solo el 21,3% considera que es un inversor arriesgado, porcentaje que crece entre los hombres y los menores de 30 años.

De hecho, en cuanto a la distribución de activos, casi la mitad de los inversores tiene menos del 30% en renta variable y apenas un 12% cuenta con más de tres cuartas partes de su cartera en Bolsa.

Pero ahorradores o no, a los españoles no hay quien les gane en optimismo. De ahí que muchos (el 43% de los encuestados por Aegon) sigan pensando que se podrán retirar a los 65 años, mientras que el 24% cree que podrá hacerlo incluso antes.

No obstante, dos de cada cinco españoles (el 62% de acuerdo con cifras de Aegon) describen su estado de salud actual como bueno o excelente y casi la mitad de los mismos (48%) tiene previsto mantener ese buen estado durante su jubilación. Tan bien piensan estar, que dos de cada cinco sopesan alargar su trayectoria laboral más allá de la edad legal de jubilación. ¿O será porque no les quede más remedio, al no haber ahorrado antes?

¿Cómo son los que ya están jubilados?

Ya nadie se sorprende cuando diversos estudios aseguran que al final los españoles cuentan con la pensión pública como única o principal fuente de ingresos en el retiro. Así lo creía el 64% de los participantes, frente al 46% de la media internacional, según recoge Aegon.

La proporción (siete de cada diez) es parecida a la incluida en el estudio La revolución de la longevidad y su influencia en las necesidades de financiación de los mayores, ganador del XI Premio de la Fundación Edad & Vida, de la entidad VidaCaixa y Obra Social La Caixa.

Este estudio, realizado por expertos de las universidades de Valencia, Extremadura y Castilla-La Mancha, desvela también que un 67% de ciudadanos mayores de 65 años percibe unos ingresos mensuales por debajo de los 1.250 euros y que hasta un 38% vive cada mes con unos ingresos que no llegan a los 750 euros. Solo un 6% supera los 2.000 euros mensuales. Así, del total de encuestados, un 45% señala que tiene dificultades para cubrir sus necesidades. En las mujeres, este porcentaje alcanza el 51%, frente al 37% de los hombres.

¡Y además ahorran! O al menos lo intentan. Un 22% afirma que probablemente no disponga de suficiente patrimonio para cubrir sus necesidades futuras, siempre según el mencionado estudio. De ahí que un 56% de ellos prefiere ahorrar por si tiene que afrontar algún imprevisto durante la jubilación. Pero el 40% señala que no puede hacerlo porque carece de ingresos suficientes.

Normas