Director general ejecutivo de medios de NH Hotel Group

Rufino Pérez: “Llevamos la hospitalidad a otra dimensión”

El programa Hoteles con corazón arrancó en 2004 y de él se han beneficiado más de un millar de familias sin recursos, que necesitan alojamiento próximo al hospital donde los hijos reciben tratamiento.

Rufino Pérez, director general ejecutivo de medios de NH Hotel Group
Rufino Pérez, director general ejecutivo de medios de NH Hotel Group

Un emotivo vídeo, con la cariñosa carta de un niño a los empleados del hotel en el que vivieron sus padres durante su enfermedad, puso un nudo en la garganta a los asistentes a la ceremonia de entrega de los premios CincoDías a la Innovación Empresarial. Resumía el proyecto Hoteles con corazón, por el que NH Hotel Group se alzó con el galardón al proyecto de responsabilidad corporativa. El encargado de recogerlo fue el director general ejecutivo de medios de la cadena hotelera, Rufino Pérez (Gijón, Asturias, 42 años).

Pregunta. ¿Cómo surge la iniciativa de Hoteles con corazón?

Respuesta. Se trata de un proyecto que nació en 2004 dentro de la política de responsabilidad corporativa, que se enmarca en el compromiso de la compañía, y que está ligado al mismo negocio. Esta política integrada en nuestro modelo de negocio, tiene entre sus objetivos estrechar relaciones activas en las comunidades en las que opera y contribuye de esta manera en el desarrollo local de la comunidad en la que estamos. En un principio, esta iniciativa estaba dirigida a familias con niños con alguna cardiopatía, pero más tarde se amplió, a través de acuerdos con hospitales, a niños con otro tipo de enfermedades. El objetivo es apoyar a las familias con menos recursos y con niños enfermos, queremos aliviarles una preocupación para que se centren en la principal preocupación que tienen en esos momentos.

P. ¿Cuántas familias se han beneficiado ya de este programa?

R. Desde el comienzo se han beneficiado del programa Hoteles con Corazón más de 1.000 familias, que se han alojado en hoteles próximos a los hospitales. Hemos convertido estos hoteles en sus hogares. El año pasado, el programa alcanzó acuerdos con ONGs y fundaciones, a través de la donación de 1.820 habitaciones de 184 hoteles. Podemos decir que se han beneficiado 1.500 fundaciones desde los inicios del programa.

P. ¿Cuántos empleados se han involucrado en esta iniciativa?

R. Desde los inicios, han participado 20.000 empleados, unos 2.000 cada año. Todo esto ha generado un orgullo de pertenencia para nuestros empleados, que por otra parte son el activo más importante de NH. El personal es el valor más destacado que tenemos, y es la plantilla la que expresa el cómo hacemos las cosas, a través de un programa como este. Nuestra principal vocación es la de servicio.

P. ¿Qué otras iniciativas de responsabilidad corporativa tienen en marcha?

R. Contamos con unos programas de voluntariado corporativo, como los de coaching a personas de difícil inclusión laboral. Es un proyecto enorme, al que cada vez dotamos de más ambición. Tenemos una colaboración con la fundación Menudos Corazones, con la que iniciamos el programa de Hoteles con corazón, pero también con asociaciones como Make a Wish, en Italia, o Ronald McDonald, en Alemania, con programas destinados a ayudar a familias con niños enfermos. Ahora estamos a punto de cerrar un acuerdo con una ONG con presencia mundial.

P. ¿Qué buscan las familias que se acogen a este programa?

R. Necesitan que les solucionemos una preocupación que no debiera ser relevante ante la dificultad principal que tienen en ese momento. Les ofrecemos un hogar, un alojamiento para poder apoyar a su hijo. Es llevar nuestro afán de hospitalidad a un estadio superior. Les damos un segundo hogar, en el que nuestros empleados se involucran y se encargan de cuidarles.

“Con este programa se contagia a todos”

P¿Cuál es la estancia media de las familias que se acogen a este programa?

R. No hay un periodo fijo, puede oscilar entre 15 días o cuatro meses, depende de las necesidades médicas que tenga el niño enfermo. En este sentido, no hay limite.

P. Para los empleados será motivo de orgullo ver que su trabajo y su implicación tiene una efecto tan emotivo y directo en las familias.

R.Se involucran al cien por cien. Hay familias que siguen teniendo contacto con los empleados. La carta, que sirvió como base para el vídeo que hemos hecho explicando nuestro proyecto, es real. Nos la escribió un niño dándonos las gracias y pensamos que era la mejor forma de comunicar lo que habíamos hecho. Hay directores de hotel que siguen teniendo relación con las familias, con las que al final se genera un vínculo. Un detalle como la carta del niño contagia a toda la organización.

P De todas formas, la hospitalidad es la razón de ser de su grupo.

R La hospitalidad es vocacional, está dentro de nuestras creencias. Nos gusta lo que hacemos y lo hacemos con una sonrisa. Si eres un buen anfitrión todo se multiplica. Nos encanta lo que hacemos, y animamos a cualquier organización a que se sumen a este tipo de iniciativas. Esto es muy positivo para todos, y para el equipo del hotel es ejemplar e inspirador.

P ¿Qué elementos son decisivos para involucrar a la plantilla?

R Ante todo, que la comunicación interna sea intensiva, también son importantes herramientas como las campañas de comunicación. Ponemos el foco de la responsabilidad social en nuestra newsletter.

Normas