Tribuna

Planificación financiera en un mundo ‘postbrexit’

El 41% de las empresas no esperaba que el resultado del referendum fuera la salida de la Unión Europea

A pesar de la incertidumbre que domina en toda Europa después del brexit, las empresas saben que no pueden permanecer de brazos cruzados. Los responsables de la gestión financiera en las compañías ya estaban bajo una presión considerable para modernizar los procesos de negocio y ayudar a su organización a estar un paso por delante de la irrupción de nuevos competidores, y el resultado del referéndum de la Unión Europea del mes de junio solo ha complicado su trabajo.

El brexit ha cogido a muchas empresas desprevenidas. De hecho, el 41% de estas no se esperaba el resultado del referéndum y ahora se están poniendo al día. Ahora bien, la incertidumbre no detiene las oportunidades. Es el momento de actuar de los directores financieros, que han estado esperando la ocasión adecuada para demostrar su valor estratégico para la empresa.

Para el próximo año, el 50% de los gestores financieros espera ver más empresas con dificultades y que se declaren en quiebra como resultado de la incertidumbre económica y de los cambios del mercado. Esto también aumenta la probabilidad de que las empresas busquen activamente una venta o se conviertan en objetivos de una absorción. De hecho, el 59% espera ver el próximo año más fusiones y absorciones y una mayor consolidación en su sector debido a la incertidumbre económica.

En este entorno de mercado tan inestable, estar parado es equivalente a retroceder. El 46% de los responsables financieros de las empresas planifica invertir en el crecimiento si hay un argumento de negocio sólido, aunque lo hará con más cautela. Esta cifra se compara con el 32% que admite que está reduciendo los gastos al mínimo. Aunque estas decisiones parecen prudentes, solo son una solución a corto plazo. Para los que han sido demasiado cautelosos es casi imposible seguir el ritmo de los competidores más constantes si esperan que la incertidumbre actual se estabilice.

"La inversión estratégica y la toma de decisiones sólidas nunca han sido tan decisivas como ahora"

La inversión estratégica y la toma de decisiones sólidas nunca han sido tan decisivas como ahora. Las elecciones que se tomen el próximo año pueden tener unas implicaciones cruciales. Es por este motivo que las empresas confían cada vez más en que sea el director financiero el que las guíe.

Los responsables de la gestión financiera en las compañías son las personas encargadas de controlar los costes en cada oportunidad, pero en una economía incierta, su función tiene más matices. Deben ser conscientes de los gastos, pero al mismo tiempo desalentar los continuos recortes e impedir que la empresa adopte una posición demasiado severa en cuanto a la austeridad.

Casi la mitad, el 46% de estos profesionales afirma que su planificación anticipada se ha vuelto más compleja e incierta. Como respuesta, un 44% de ellos ha desarrollado varios planes de emergencia que hay que actualizar regularmente para garantizar que el negocio se mantenga a la delantera de los cambios y esté preparado para reaccionar en cualquier condición.

Los líderes financieros sienten la presión, pero también toman la responsabilidad de su papel más estratégico. Más de la mitad (52%) afirma que su función ahora es principalmente el de asesorar al negocio sobre cómo lograr los objetivos de crecimiento. Un porcentaje similar admite que ahora se centra más en la planificación anticipada. De hecho, el 53% afirma que sus ideas nunca han sido tan valiosas para el negocio. Por otra parte, el mismo porcentaje encuentra su trabajo aún más gratificante.

Vivimos en un período en el que el cambio se ha convertido en la nueva norma, y tanto si las empresas se enfrentan a un acontecimiento político importante o a una crisis económica repentina, es necesario que se adapten rápidamente. Todo esto implica mucho más que tecnologías y procesos de transformación. Requiere un cambio cultural que se inicie desde arriba con un liderazgo sólido y que tenga un efecto en cascada sobre el personal.

Los profesionales financieros pueden aportar su experiencia para promover una planificación más inteligente y una evaluación de riesgos más ágil. Si lo hacen de este modo, se reforzará su papel como responsables de la gestión financiera en las empresas.

Oriol Farré es especialista en soluciones de gestión financiera en Oracle Ibérica.

Normas