Infraestructuras

OHL reducirá deuda tras el revés "desmedido" de Moody's

García Madrid reconoce "errores del pasado que no se volverán a repetir"

El grupo cree que el análisis de la agencia está desconectado de su perfil crediticio

Durante 2017 se mantendrá el ajuste de deuda con la venta de activos "no estratégicos"

Cotización de OHL en los tres últimos días
Cotización de OHL en los tres últimos días

OHL ha calificado esta mañana de "desmedida" y "sin precedentes" la decisión de la agencia de calificación Moody's de rebajarle el rating por tercera vez en lo que va de año. La nota crediticia del grupo de la familia Villar Mir ha pasado de B3 a Caa1 con perspectiva negativa, lo que deja abierta la posibilidad de nuevas degradaciones.

El consejero delegado de la compañía, Tomás García Madrid, ha mantenido esta mañana una conferencia con analistas e inversores en la que ha criticado una "total desconexión" de la opinión de Moody's respecto a "los fundamentales, actuales y futuros, de la compañía y su perfil crediticio". Pese a todo, se ha comprometido a "trabajar activamente en 2017 y en el futuro para reducir más aún nuestra deuda con recurso y su coste medio". Este ejercicio de reajuste incluiría ventas adicionales de activos "no estratégicos".

También ha habido espacio para el reconocimiento de "errores del pasado que no volverán a repetirse en el futuro". García Madrid se refería, sin citarlo, al exceso de obra contratada en mercados inestables o de escasa seguridad jurídica. OHL tiene reclamaciones por proyectos fallidos en Turquía, Catar e incluso en Canadá. Estos podrían impactar contra el beneficio en unos 300 millones, efecto que OHL combatirá con nuevas desinversiones.

El lastre de los proyectos en litigio

OHL, una de las grandes de la construcción española, fue apartada de la ejecución del hospital catarí de Sidra cuando lo tenía prácticamente acabado. El caso está en un tribunal de arbitraje. En otro de los grandes proyectos en marcha, el del túnel ferroviario submarino en el Bósforo (Turquía), negocia ceder protagonismo a subcontratas turcas asumiendo, muy probablemente, un impacto en sus cuentas que irá de 100 a 300 millones este mismo año. Finalmente, la firma de los Villar Mir ha deteriorado el resultado de 2016 en 105 millones por los problemas en el hospital Chum de Montreal (Canadá).

La sangría en Bolsa es imparable. La acción se dejó un 13% el martes, volvió a ceder ayer un 4% y a medio día de hoy la pérdida era del 8%. Desde la compañía se ha asegurado al mercado que su negocio de construcción, puesto en duda por Moody's, es solvente, sostenible y generador de efectivo, además de reiterar que el grupo está cumpliendo con sus compromisos financieros.

  • Esfuerzos a lo largo de 2016

El ejecutivo ha recordado que OHL ha materializado desinversiones por 1.400 millones entre las ventas del 11% de Abertis y un paquete de la concesión Metro Ligero Oeste "para eliminar riesgo en el perfil financiero, reducir deuda y fortalecer la posición de liquidez". También ha subrayado que ha cumplido con sus obligaciones financieras y ha sido capaz de reducir en 193 millones su saldo de acreedores comerciales hasta el cierre de septiembre.

OHL 2,80 3,21%

Respecto a la deuda del grupo, su consejero delegado hablaba de una reducción en el ratio deuda con recurso/ebitda con recurso de 1,3 veces en diciembre de 2015 a 1 vez (pro-forma) si se tiene en cuenta el anuncio de nuevas desinversiones en los desarrollos hoteleros de Mayakobá y Canalejas, con los que se pretenden captar 300 millones.

Estas operaciones de venta deberían cristalizar a lo largo del primer trimestre, por lo que el ratio de deuda con recurso frente al ebitda con recurso cerraría el presente ejercicio en dos veces. OHL también se dispone a dar entrada a nuevos socios en concesiones de Perú, Chile y Colombia, donde cuenta con siete autopistas.

  • Resultados a la baja

OHL cerró el tercer trimestre con un desplome del 94% en el beneficio neto, que marcó 3,9 millones de euros. Además de la ampliación de capital por 1.000 millones acometida en octubre de 2015, el grupo viene de relevar al presidente y al consejero delegado, puestos que ahora ocupan Juan Villar-Mir y el citado Tomás García. La reorientación de la estartegia y el esfuerzo por reducir deuda sí han sido valorados positivamente por Moody's.

El grupo de construcción y concesiones ya sufrió un fuerte desplome en Bolsa el pasado verano con motivo de la presentación de los resultados del primer semestre y la consiguiente rebaja del rating que le otorga Moody's. Entonces su acción llegó a cotizar en mínimos de 2,109 euros.

La agencia ha penalizado a la compañía por la caída en los ingresos por construcción y una generación de caja negativa. También señaló en su informe de la tarde de ayer que la deuda bruta con recurso (1.451 millones) equivale a 23 veces el ebitda con recurso (63 millones). A la agencia no le gusta la excesiva exposición a EE UU por los bajos márgenes y señala como lastres tanto los proyectos fallidos como los retrasos en proyectos en concesión.

Ante la manifestación de estos puntos débiles, Tomás García Madrid ha respondido esta mañana que su empresa tiene "los medios para contrarrestar cualquier declive adicional o un cambio más lento de los esperado en su negocio con recurso". También ha puesto en valor que la otra agencia que examina el perfil crediticio, Fitch, no ha tocado su valoración de BB- con perspectiva estable, cuatro escalones por encima de la nueva nota de Moody's.

A OHL le va mejor con Fitch que con los métodos de Moody's

El castigo de Moody's en lo que va de año a OHL se debe, según el CEO de la compañía, a que esta agencia de calificación basa su examen "en una sola ratio": la deuda bruta con recurso frente al ebitda con recurso.

De este modo, OHL critica  que se ignoran los dividendos que la matriz recibe a final de año de su filial OHL Concesiones. Esta cifra está estimada en 250 millones para el presente ejercicio. Al mismo tiempo, Moody's tampoco estaría valorando la caja de 479 millones a restar de la deuda bruta para establecer un segundo ratio basado en la deuda neta.

La empresa espera una deuda neta con recurso de cerca de 600 millones este año y un ebitda con recurso, una vez sumados los dividendos, de 300 millones.

Normas