Infraestructuras

Moody's golpea a OHL con una nueva rebaja del 'rating'

La nota del grupo constructor pasa de B3 a Caa1, calificación de alto riesgo crediticio

La dirección tiene prevista una conferencia mañana para contestar a la agencia

Juan Miguel Villar Mir, primer accionista de OHL, junto a su hijo Juan Villar-Mir, presidente de la compañía.
Juan Miguel Villar Mir, primer accionista de OHL, junto a su hijo Juan Villar-Mir, presidente de la compañía.

OHL y la agencia de calificación Moody's han pasado de tensas relaciones al cuerpo a cuerpo. La entidad ha vuelto a rebajar esta tarde la calificación de riesgo del grupo que preside Juan Villar-Mir, del escalón B3 a una posición más baja, Caa1 con perspectiva negativa. El suspenso a OHL, que se queda en los límites de la calificación de bono basura, viene tras la presentación de un exiguo beneficio de 3,9 millones al cierre de septiembre, tras un desplome del 94%.

OHL no se va a quedar esta vez con el golpe y sin reaccionar. Según ha sido anunciado a la CNMV, sus directivos ofrecerán una conferencia mañana jueves, a las 10 de la mañana, para responder a Moody's públicamente.

Tras la pérdida del grado de inversión años atrás, OHL siempre aseguró hacer esfuerzos por recuperar la nota de excelencia crediticia, pero su estrategia nunca tuvo éxito a la vista de requerimientos cada vez más férreos por parte de las agencias de calificación.

El suspenso a OHL viene tras la presentación de un exiguo beneficio de 3,9 millones al cierre de septiembre, tras un desplome del 94%.

Los últimos pasos para rebajar el endeudamiento han incluido la venta del paquete del 11% en Abertis, desinversiones parciales en concesiones mexicanas o la disposición a introducir socios en los proyectos hoteleros de Mayakobá, en México, y el madrileño de Canalejas. Además, en OHL se ha producido el relevo en la presidencia, que pasó de manos de Juan Miguel Villar Mir a su hijo mayor Juan, así como el cambio de consejero delegado. Salió de la compañía Josep Piqué y tomó el cargo Tomás García Madrid, hombre de máxima confianza de la familia propietaria y forjado en la dirección de Grupo Villar Mir.

OHL ya sufrió un fuerte desplome en Bolsa el pasado verano con motivo de la presentación de los resultados del primer semestre y la consiguiente rebaja del rating que le otorga Moody's. Entonces su acción llegó a cotizar en mínimos de 2,109 euros.

El examen

- Moody’s penaliza a OHL por la caída en los ingresos por construcción y a una generación de caja negativa.

-  La deuda bruta con recurso (1.451 millones) equivale a 23 veces el ebitda con recurso (63 millones).

- A la agencia no le gusta la excesiva exposición a EE UU por los bajos márgenes y señala tanto los proyectos fallidos como los retrasos en proyectos en concesión.

- El informe aplaude la estrategia de rebaja de deuda y el enfoque hacia mercados estables.

La historia se repite solo tres meses después: a la presentación de resultados del tercer trimestre sucedió ayer un batacazo en Bolsa del 13,2%, hoy ha vuelto a caer un 4% y llega la nota de Moody's en forma de puntilla.

  • Una crisis que no acaba

Los problemas de OHL parecen no tener fin. A la fuerte crisis reputacional sufrida desde el año pasado por serias acusaciones de corrupción en México, de las que ha salido indemne desde el punto de vista judicial, se han sumado varios proyectos de construcción con final amargo.

La empresa, una de las grandes de la construcción española, fue apartada de la ejecución del hospital catarí de Sidra cuando lo tenía prácticamente acabado. El caso está en un tribunal de arbitraje. En otro de los grandes proyectos en marcha, el del túnel ferroviario submarino en el Bósforo (Turquía), negocia ceder protagonismo a subcontratas turcas asumiendo, muy probablemente, un impacto en sus cuentas que irá de 100 a 300 millones este mismo año. Finalmente, la firma de los Villar Mir ha deteriorado el resultado de 2016 en 105 millones por los problemas en el hospital Chum de Montreal (Canadá).

A todo ello se suma la incertidumbre generada por la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y la repercusión que su política puede tener sobre México. OHL debe un 79% de su ebitda al negocio de las autopistas en el país azteca, donde defiende que el tráfico y rentabilidad de sus concesiones está desligado de la evolución del PIB.

Normas