Nombramientos

Sebastián Albella será el nuevo presidente de la CNMV

Ana Martinez Pina, actual presidenta del ICAC, será la vicepresidenta del regulador de los mercados

El ejecutivo también nombrará a Pablo Zalba presidente del ICO

María Luisa Poncela, secretaria general de Ciencia, sera secretaria de Estado de Comercio

Jaime García-Legaz sale del ministerio de Economía para asumir la presidencia de CESCE

Sebastián Albella, futuro presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, futuro presidente de la CNMV.

El 6 de octubre, Elvira Rodríguez dejó su puesto de presidenta de la CNMV; también salió del supervisor su segunda, Lourdes Centeno. El Gobierno seguía en funciones, no pudo nombrar a un sustituto y José Manuel Santos-Suárez, el consejero con más antigüedad, tomó las riendas del supervisor de forma transitoria. Su jefatura será corta, pues Luis de Guindos, después de haber consensuado el nombre con su aliado en la investidura, Ciudadanos, ya tiene un nombre para ocupar el cargo.

El presidente de la CNMV será Sebastián Albella, socio en España del despacho de abogado Linklaters, y Ana María Martínez-Pina, actual presidenta del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), será la vicepresidenta del supervisor de los mercados.

Estos nombramientos serán propuestos al Congreso, que debe emitir los preceptivos informes de idoneidad. Después volverán al Consejo de Ministros para su designación. Sebastián Albella es socio de Linklaters desde 2005, donde llegó procedente de Ramón y Cajal Abogados, firma de la que fue cofundador. Es miembro del Colegio de Abogados de Madrid desde su excedencia como Abogado del Estado hace más de 20 años.

Cuenta con un extenso y amplio conocimiento de los mercados y con experiencia previa en la CNMV –fue secretario del consejo y director de los servicios jurídicos del organismo en sus primeros años de vida, desde 1988 a 1991– y, de hecho, fue un destacado ideólogo de la primigenia Ley del Mercado de Valores de 1988, que dio vida al que ahora es el vigilante de los mercados y que Albella presidirá.

Pablo Zalba, nuevo presidente del ICO

El Consejo de Ministros también aprobará  este viernes el nombramiento de Pablo Zalba Bidegain como presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que tomará el relevo de Emma Navarro al frente de la institución, según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Economía.

Zalba es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de Navarra, cursó estudios de economía en la universidad de Leicester y es executive MBA por la London Business School.

Desde 2009, el futuro presidente del ICO ha sido diputado en el Parlamento Europeo y actualmente es vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y miembro de la Comisión de Investigación sobre la Medición de las Emisiones en el Sector del Automóvil.

También forma parte de la Comisión de Investigación Encargada de Examinar las Alegaciones de Infracción y de Mala Administración en la Aplicación del Derecho de la Unión en relación con el Blanqueo de Capitales y la Elusión y la Evasión Fiscales y miembro suplente de la Comisión de Comercio Internacional, además de ponente del Parlamento Europeo de las negociaciones del Acuerdo UE-Mercosur.

Para el puesto, es uno de los expertos mejor preparados de toda España, según fuentes del sector, con experiencia en fusiones y adquisiciones de cotizadas así como en salidas a Bolsa. También es un maestro en legislación sobre abuso de mercado, tanto en su modalidad de manipulación de precios como de uso de información privilegiada. “Para Linklaters es un motivo de orgullo que el Ministerio de Economía haya propuesto a Sebastián como candidato a la presidencia de la CNMV. Supone un gran reconocimiento y la culminación de su excelente trayectoria profesional”, señala Íñigo Berrícano, socio director de la oficina de Linklaters en Madrid.

Ana María Martínez-Pina García pertenece al Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado desde 2001. Desde ese año a 2003, estuvo destinada en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. En 2003 entró en el ICAC, organismo encargado de supervisar a las auditores, en el que ocupó la presidencia en 2012. El Gobierno reserva además más poderes para la CNMV. La misión es crear una autoridad independiente de protección del consumidor e inversor financiero que unifique y refuerce los servicios de reclamaciones y de protección de los tres supervisores financieros (banca, valores, seguros). El germen de ese supervisor será la CNMV.

El documento firmado por el PP y C’s explica que el nuevo supervisor “se ocupará de establecer los contratos tipo de servicios financieros para minoristas (por ejemplo, hipotecas) con el fin de evitar fraudes a los consumidores justificados en la letra pequeña de los contratos, y también se ocupará de la supervisión de compañías de auditoría que ahora desempeña el ICAC.

  • C’s exige técnicos en todos los supervisores

Que los vigilantes fueran absolutamente independientes ha sido uno de los grandes mantras de Ciudadanos, y es uno de sus objetivos conseguidos. El partido liderado por Albert Rivera blindó la “la independencia de los organismos reguladores evitando la politización de sus órganos de gobierno”.

Es decir, no solo la CNMV sino todas las autoridades administrativas independientes, como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Banco de España, el Consejo de Seguridad Nuclear y el Tribunal de Cuentas.

El modelo que debe seguirse es el de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El presidente de la AIReF es absolutamente independiente: es nombrado por el Congreso por seis años no renovables y tiene plena completa autonomía para dirigir el organismo. Entre los supervisores financieros y empresariales que ya gozan de independencia, además de la AIReF, está la CNMC. Su presidente y sus consejeros son nombrados por el Parlamento, su mandato es de seis años no renovables y están sometidos al control periódico del Congreso. Mientras, las cúpulas de la CNMV y del Banco de España son nombradas por el Ejecutivo. Sus mandatos son de cuatro años, renovables por otros cuatro en el caso del supervisor de los mercados, y de seis años, sin posibilidad de renovación adicional, en el de las entidades financieras.

 

María Luisa Poncela sustituye a García-Legaz al frente de Comercio

Sebastián Albella será el nuevo presidente de la CNMV

El Consejo de Ministros nombrará previsiblemente este viernes a María Luisa Poncela, actual secretaria general de Ciencia, nueva secretaria de Estado de Comercio en sustitución de Jaime García-Legaz, que sale del Ministerio de Economía para asumir la presidencia de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), informaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Economía.

Poncela, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la universidad de Zaragoza, pertenece al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado y ha tenido cargos de relevancia tanto en el sector público como privado.

En el sector público, desde 2013 es secretaria general de Ciencia e Innovación y presidenta del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) y sus dos sociedades de capital riesgo (Innvierte y Neotec Capital Riesgo) y también es presidenta del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona.

En 2012 fue nombrada directora general de Innovación y Competitividad y con anterioridad fue jefa del gabinete del secretario general de Innovación y del secretario general de Industria. Además, ha sido subdirectora general de Incentivos Regionales, subdirectora general de Promoción de la Innovación Industrial y subdirectora general de Programas Tecnológicos.

También ha sido consejera Económica y Comercial de la Embajada de España en Hungría, subdirectora general adjunta de Política Arancelaria y de Gestión de las Transacciones con el Exterior, y consejera técnica de la Vicesecretaría General Técnica del Ministerio de Economía y Hacienda.

En el sector privado ha sido directora de Relaciones Institucionales de Abbott Laboratorios y directora general de la Fundación Abbott.

De su lado, García-Legaz, que debe ser nombrado por el consejo de administración de CESCE, sustituirá a Álvaro Bustamante al frente de la compañía, participada en un 50,25% por el Estado y que es cabecera de un grupo de empresas que ofrece soluciones integrales para la gestión del crédito comercial en parte de Europa y Latinoamérica.

CESCE es también la Agencia de Crédito a la Exportación (ECA) española que gestiona el seguro de crédito a la exportación por cuenta del Estado en España.

García-Legaz tiene un gran conocimiento de la empresa, ya que en su calidad de secretario de Estado de Comercio presidía las reuniones del consejo de administración de la compañía, compuesto por 13 vocales -seis de ellos nombrados por los ministerios de Economía, Hacienda y Exteriores- una secretaria (designada por Hacienda) y un vicesecretario.

Además de la participación estatal, el grupo Santander tiene un 21,07% del capital de CESCE, seguido por BBVA (16,3%) otros bancos (8,48%) y compañías de seguros (3,9%), que están representados también en el máximo órgano de gobierno de la compañía. 

Normas