Operaciones corporativas

Colonial desembarca en la socimi Axiare en busca de dividendos

La inmobiliaria se hace con un 15% perteneciente a Perry Capital por 135 millones

Juan José Brugera, presidente de Inmobiliaria Colonial.
Juan José Brugera, presidente de Inmobiliaria Colonial.

Colonial se refuerza en el área de inmuebles en alquiler en Madrid, aunque lo hace de forma indirecta al adquirir el 15% de Axiare por 135 millones. Esta socimi gestiona activos por 1.050 millones de euros y está obligada a repartir dividendos anualmente, lo que supondrá un flujo constante de beneficios para la empresa catalana.

La compañía catalana Colonial ha repetido en los últimos meses que tiene una posición compradora. De hecho, no ha dejado de reforzarse con la adquisición de nuevos inmuebles de oficinas destinados al alquiler. El último movimiento, sin embargo, pasa por una operación corporativa, la entrada en el capital de Axiare Patrimonio, que le ofrece una mayor presencia en el sector inmobiliario en Madrid y futuros ingresos a través de los dividendos de la socimi.

La compañía presidida por Juan José Brugera comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha adquirido el 15% de Axiare por 135 millones. La operación se ha realizado fuera del mercado, pagando 12,5 euros por título, al adquirir un paquete que hasta ahora correspondía al fondo Perry Capital, que disponía del 19,4%. Fuentes del sector señalan que la inmobiliaria ha realizado una “inversión oportunista”, ya que el fondo americano está en un proceso de cierre global de sus posiciones.

  • Paga una prima del 6%

El desembolso supone pagar una prima del 6% respecto al valor con el que las acciones cotizaban en la sesión del viernes. Sin embargo, en la jornada de ayer, los títulos de la socimi se revalorizaron un 6,89%, quedando en 11,95 euros. Por su parte, los títulos de Colonial cedían un 1,97%, hasta quedarse en los 6,34 euros.

Con esta compra, Colonial se convierte en el primer accionista de la socimi liderada por Luis López de Herrera Oria, por delante de los fondos internacionales de T. Rowe Price (9,7%), Pelham Capital (9,2%), Citigroup, Gam International (5,7%) y Deutsche Bank (4,9%).

Colonial se refuerza enormemente en el mercado patrimonial de oficinas y logístico de Madrid, ya que de los 1.049 millones del valor de los 32 activos de Axiare, el 77% de los inmuebles se encuentran en la capital.

  • La segunda socimi

Pero además, Colonial consigue un flujo de capital que irá directamente a sus resultados empresariales, porque por el modelo de negocio, Axiare está obligada a repartir dividendos. El régimen especial de las socimis (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria), de 2013, ofrece ventajas fiscales a los inversores en este tipo de compañías, ya que no tributan por el impuesto de sociedades. A cambio, deben repartir anualmente dividendos a sus accionistas.

Esta fórmula convierte a estas compañías inmobiliarias en una máquina de repartir dividendos. Por eso, la inmobiliaria asegura en el comunicado que la adquisición de este paquete accionarial es complementaria con su estrategia inversora y se ajusta a “su política de creación de valor y aportación de rentabilidad para el accionista”. Ni siquiera es la primera vez que invierte en una socimi. De hecho, su gran participada francesa SFL (Société Foncière Lyonnaise) también está considerada como este tipo de vehículo (con las siglas SIIC en Francia).

  • Sigue invirtiendo

La firma catalana se marca como objetivo anual la inversión de 300 millones en nuevos activos, aunque en 2015 superó ese margen ya que cerró operaciones de compra por unos 500 millones, y en lo que va de 2016, y antes de entrar en Axiare, ya había ejecutado transacciones por 446 millones.

En el primer semestre, Colonial obtuvo beneficio neto de 230 millones, un 13% más respecto al año anterior, y en julio ratificó repartir dividendo después de 10 años sin hacerlo debido a la crisis inmobiliaria.

La inmobiliaria catalana actualmente está participada por el fondo de inversión de Catar (13,1%) como principal accionista, después de que el Grupo Villar Mir haya cedido el papel protagonista debido a su necesidad de captar recursos, por lo que ya solo controla un 6%, cuando en 2015 mantenía un 24,5%.

No se sentará en el consejo de administración

La adquisición del 15% de Axiare no conlleva la entrada en el consejo de administración de la socimi, ya que sus estatutos indican que debe superarse el 20% del capital, según informa la compañía. Actualmente, el máximo órgano de gobierno está compuesto únicamente por cuatro asientos, en el que figura Luis López de Herrera Oria como consejero delegado y vicepresidente.

La entrada de Colonial en el accionariado de Axiare se puede considerar como una muestra de confianza en la capacidad de seguir creciendo de la socimi. Desde la incursión de este tipo de sociedades en Bolsa, a partir de 2014, han conseguido atraer a inversores internacionales. En los últimos 18 meses, las cuatro principales sociedades (Merlin, Hispania, Lar España y Axiare) han captado más de 3.000 millones en recursos. Y además, la mayor de ellas, Merlin, entró el pasado año en el Ibex 35 y está a punto de cerrar la absorción de la histórica Metrovacesa.

Respecto a Axiare, cerró 2015 con un beneficio neto consolidado de 85,3 millones de euros, cuadruplicando el obtenido en 2014, de 18,9 millones. De momento, su reparto de dividendo es discreto, alcanzando los 2,98 millones de euros en su segundo año de vida, aunque dobló el volumen del año anterior.

Normas