Infraestructuras

La huelga de los estibadores colapsa el puerto de Barcelona

Los camiones con mercancías tienen problemas para acceder a las instalaciones del puerto. En una de las terminales, hay 500 camiones a la espera para descargar su mercancía

El puerto de carga de Barcelona en una imagen de archivo.
El puerto de carga de Barcelona en una imagen de archivo. Jordi Parra

Las asambleas que los estibadores del Puerto de Barcelona mantienen en la instalación están colapsando la actividad, al impedir que los camiones con mercancías accedan al enclave y se pueda realizar la carga y descarga, provocando que algunos transportistas lleven hasta 24 horas de espera.

A estas reuniones, que se celebran tanto por la mañana como por la tarde desde el jueves, asisten la mayoría de estibadores, lo que provoca el cese, durante horas, de la actividad de carga y descarga.

Fuentes implicadas en el problema han explicado que en una de las terminales del puerto hay unos 500 camiones a la espera para descargar su mercancía, una situación que, según han explicado, “puede perjudicar gravemente a la industria”, hasta llegar a paralizarla.

Las mismas fuentes han indicado que, aunque con un grado desigual de afectación en las distintas terminales del enclave, algunos transportistas llevan 24 horas esperando para descargar sus camiones que, para no afectar al tráfico de la instalación, la policía ha dirigido hacia espacios alejados de las vías de transporte habitual, ubicados a más de un kilómetro de cualquier servicio.

“Estamos secuestrados en una ratonera”, ha dicho un grupo de transportistas, que ha incidido en el hecho de que la situación es ahora “tan extrema” que “si quisiéramos salir de aquí tampoco podríamos hacerlo”.

La Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona ha resaltado que “no se trata de ninguna huelga, sino de un conflicto generado por las discrepancias con las empresas implicadas en la negociación del convenio colectivo”.

En este sentido, fuentes del Puerto de Barcelona han mencionado que es el conflicto entre las empresas que ocupan las distintas terminales y el colectivo de los estibadores lo que está generando problemas para acceder a las mismas y está provocando que los encargados de la carga y descarga ralenticen su actividad.

Normas