Inversión

Cuatro activos encantados con la victoria de Trump

El cobre, los grupos mineros, la Bolsa rusa, los bancos... aplauden la elección

Los analistas apuestan por un claro aumento del gasto en infraestructuras

Elecciones Estados Unidos 2016 Ampliar foto

La designación de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos ha sentado a los mercados financieros mejor de lo que se esperaba. Las Bolsas norteamericanas, y la mayor parte de las europeas, han recibido al nuevo inquilino de la Casa Blanca con subidas moderadas. Pero para algunos activos, los dos días de cotización posteriores a las elecciones han sido especialmente buenos.

Es el caso de la mayor parte de los materiales básicos, aquellos que se dedican a la construcción. El aluminio, el níquel, el cobre... han encadenado dos buenas sesiones, impulsados por la confianza en que la nueva Administración Trump cumpla su promesa electoral de impulsar el gasto público en infraestructuras. Además, este tipo de activos llevan una larga racha positiva, después de que se despejaran las dudas de que la economía mundial podía volver a entrar en recesión.

También han tenido un comportamiento muy positivo aquellos sectores que podrían verse beneficiados por estas políticas, o los mercados bursátiles de países que podrían mejorar su relación con Estados Unidos cuando desembarque Trump, como es el caso de Rusia.

El sector financiero también se ha visto muy favorecido en estas dos sesiones, al considerar los analistas que Trump rebajará la regulación sobre la industria.

  • Materiales básicos

La cotización del cobre en el Mercado de Londres subió ayer más de un 4%, marcando sus máximos de casi 16 meses. También la cotización de este metal en Shangai, así como la del aluminio y el níquel han registrado dos jornadas de importantes subidas. A los planes de Trump para incrementar el gasto en infraestructuras se añade un segundo factor, y es que se espera que las decisiones que adopte la nueva Administración estadounidense en relación a China, obliguen a Pekín a poner en marcha una política monetaria más expansiva. Esto reactivaría la demanda del gran consumidor mundial de materiales básicos.

“Si Trump impone a China nuevas restricciones comerciales, es probable que el país estimule su demanda interna, lo que sería positivo para las constructoras y para la cotización de metales”, explica el analistas de UBS Lachlan Shaw.

  • Compañías mineras

La revalorización de la mayor parte de los materiales básicos ha disparado también la cotización de las compañías mineras. Los gigantes europeos como Antofagasta, Glencore o BHP Billiton han registrado subidas superiores al 15% en las dos sesiones posteriores a la elección de Donald Trump.

Entre los inversores se va instalando la idea de que el nuevo Gobierno de Estados Unidos va a ser un revulsivo para poner punto y final a las políticas de austeridad que han llevado a cabo las potencias occidentales durante los últimos años. Las compañías metalúrgicas (como el grupo argentino Tenaris) o el grupo irlandés CRH, especializado en materiales de construcción, han tenido una evolución espectacular.

  • Bolsa rusa

La buena sintonía que ha demostrado Donald Trump con el presidente ruso Vladimir Putin hace prever que el nuevo mandatario estadounidense adoptará una política de apaciguamiento con Moscú. La Administración Obama estaba enfrentada con Rusia por Ucrania, por la anexión de Crimea, por las sanciones económicas, por la guerra de Siria. Los analistas confían en que la nueva política internacional del equipo de Trump soslaye alguno de estos asuntos, lo que ayudaría a la recuperación de la economía rusa.

El índice de referencia de la Bolsa de Moscú, el Micex, se ha anotado en dos sesiones al alza cerca de un 5% de subida. Es uno de los mercados bursátiles que más ha subido en los últimos días. 

  • Bancos

La industria financiera también ha saludado con cierto entusiasmo la elección de Donald Trump como nuevo presidente norteamericano. A pesar de que la mayor parte de las grandes firmas de Wall Street había apostado por la victoria de Hillary Clinton, el resultado de los comicios no les ha supuesto un batacazo bursátil.

El sector financiero es, junto con las mineras, el que mejores resultados ha obtenido tras conocerse la victoria de Trump. Los analistas consideran que el magnate reducirá el marasmo de regulación que hay sobre la industria. Además, esperan que las políticas de gasto acaben repercutiendo positivamente sobre los bancos. En Europa, los grandes bancos suizos UBS y Credit Suisse se han disparado más de un 12% en dos sesiones. Barclays y Deutsche Bank, los grupos que han tenido problemas recientes, han subido más de un 10%. Al igual que la aseguradora holandesa Aegon.

Normas
Entra en El País para participar