Breakingviews

China prefiere el crecimiento

La destitución del reformista ministro de Finanzas revela las prioridades del presidente Xi

Lou Jiwei, exministro chino de Finanzas.
Lou Jiwei, exministro chino de Finanzas. REUTERS

El presidente chino, Xi Jinping, ha sustituido abrupta e inesperadamente a su ministro de Finanzas, Lou Jiwei, un potente defensor de las reformas. Esto indica que una de las prioridades es el crecimiento económico a cualquier coste.

A los 65 años, Lou había alcanzado la edad de jubilación, pero se esperaba que permaneciera en su puesto hasta terminar su mandato, en 2018. Fue reemplazado el lunes por Xiao Jie, un experimentado burócrata con un perfil mucho más discreto que será fiel a Xi.

El Ministerio de Finanzas no es tan poderoso como el Tesoro británico, pero Lou lo llevó por encima de sus límites. Trató de impulsar difíciles reformas y recibió el encargo de revisar un sistema fiscal chirriante y de impulsar los ingresos impositivos. Pero los reformistas de Pekín se enfrentan a una gran resistencia a cualquier cambio que frene el crecimiento de las regiones. Lou trató de limitar el endeudamiento de los Gobiernos locales a los niveles de 2014. La medida fue revocada en marzo de 2015, tras la fuerte presión de los funcionarios provinciales: argumentaban que las restricciones obstaculizaban la inversión y socavarían el objetivo de Xi, un crecimiento sostenido del PIB del 6,5%.

Entre mayo de 2015 y 2016, las emisiones de bonos financiaron 900.000 millones de euros de nuevos préstamos de los Gobiernos locales, eludiendo totalmente los intentos del ministerio de reducir la deuda. Al menos, Lou logró llevar gran parte de los nuevos préstamos del sistema en la sombra al mercado de bonos. No todas las señales son pesimistas. Días antes de la salida de Lou, su ministerio expuso planes para renovar la presión sobre los Gobiernos locales. Pero los intereses creados a nivel provincial, que han impulsado gran parte del reciente auge crediticio de China, se resistirán con más facilidad si no hay un líder poderoso enfrente.

La deuda no financiera está en más del 250% del PIB, frente al 184% de 2010

La deuda no financiera está en más del 250% del PIB, frente al 184% de 2010, según el Banco de Pagos Internacionales. Esta subida ha afectado a otros países. Cuanto más tarde China en afrontar su problema de deuda, peor será el balance.

Normas