Editorial

Los autónomos, para empezar

El acuerdo del nuevo Gobierno con Ciudadanos para aprobar una Ley Integral de Autónomos que mejore la situación de estos, y la celeridad con que pretenden conseguir los apoyos necesarios para tenerla lista a finales de noviembre, son pasos muy adecuados para emprender la legislatura. Cierto que no sorprende que sea el propio presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien anuncie que será la primera ley que defienda su grupo en las Cortes, porque es un empeño casi personal suyo. Rivera, por razones no solo familiares, que también, siempre ha mostrado una muy acertada sensibilidad con esa sabia empresarial que son los autónomos. Prestar especial atención a un colectivo de más de tres millones de pequeños empresarios, que fían su futuro laboral al autoempleo, y además crean riqueza y puestos de trabajo, es un empeño en el que deben participar todas las fuerzas políticas que busquen el bien común. El régimen especial de autónomos (RETA) necesita mejoras notables, y no es la menor la fiscal, tanto desde el punto de vista de las facilidades como de los deberes tributarios justos de este importante colectivo. La gestión de un marco adecuado para su desarrollo, con especial hincapié en la reducción de absurdas cargas administrativas, irá en beneficio de una base empresarial clave para la economía de todos.

Normas
Entra en El País para participar