Industria farmacéutica

Sanofi y Boehringer intercambian 150 empleados en España

Moviemiento en las plantillas en nuestro país debido a la permuta de negocios en todo el mundo

Las plantillas comenzarán en sus nuevos puestos de trabajo en 2017

Sede central del laboratorio Sanofi en París.
Sede central del laboratorio Sanofi en París.

La permuta mundial de negocios entre Sanofi y Boehringer Ingelheim a nivel mundial tiene repercusiones en el empleo en España. Ambas compañías intercambiarán parte de sus plantillas en nuestro país, un movimiento que afectará a alrededor de 150 personas.

El acuerdo global de intercambio de negocios entre la compañía francesa Sanofi y la alemana Boehringer Ingelheim pactado en junio está teniendo actualmente repercusión en las plantillas de estas compañías farmacéuticas en España, y afectará a más de un centenar de empleados.

El laboratorio farmacéutico francés y su homólogo alemán cerraron un acuerdo en el que el negocio veterinario de Sanofi, Merial, valorado en 11.400 millones de euros, pasa a Boehringer. A su vez, la unidad de autocuidado de la salud (productos sin receta) de la germana –salvo sus actividades en China–, cuyo valor asciende a 6.700 millones, se traspasa a Sanofi.

Además, en esa operación, Boehringer realiza un pago en efectivo compensatorio a Sanofi por importe bruto de 4.700 millones.

Como consecuencia de estas permutas, las compañías están actualmente cerrando el intercambio de trabajadores en todo el mundo. A nivel global, en este movimiento se traspasarán 3.000 personas desde la germana al nuevo negocio de autocuidado de la francesa.

En España pasarán, según confirman desde las compañías afectadas, alrededor de 80 personas al nuevo negocio Sanofi CHC (Consumer Health Care). De esos trabajadores, alrededor de 30 pertenecen a la red de ventas y el resto son de soporte. Físicamente se ubicarán en el centro de trabajo de Sanofi en la Torre Diagonal Mar de Barcelona. En la actualidad, Sanofi cuenta con una plantilla de alrededor de 950 personas en España.

En la dirección contraria, los trabajadores que actualmente están ubicados en la sede de Torre Diagonal Mar de Sanofi pasarán a trabajar en las instalaciones de Boehringer en la localidad de San Cugat del Vallés, también en Barcelona. En este caso, afectará a alrededor de 70 empleados: 40 de la red comercial y 20 de staff.

En España, el histórico laboratorio alemán cuenta con alrededor de 1.700 empleados y dispone de dos fábricas de producción: una farmacéutica en Sant Cugat y otra química en Malgrat de Mar. A nivel mundial, se espera que 8.000 antiguos empleados de Merial pasen a Boehringer.

Las compañías informan que se prevé que este movimiento esté ejecutado en todo el mundo durante estas últimas semanas de 2016 para que los empleados comiencen en sus nuevos puestos de trabajo a inicios de enero del próximo año.

El resultado a nivel mundial

A través de este intercambio de activos, Sanofi pasa a convertirse en un protagonista crucial en el segmento de cuidados de la salud, con una facturación prevista de 5.100 millones y una cuota de mercado próxima al 4,6%, según informó la compañía cuando alcanzó el acuerdo. Esta firma francesa es uno de los cinco grandes laboratorios en el mundo, con ingresos de 36.390 millones el pasado año.

Por su parte, con la suma de Merial, Boehringer se convierte en el segundo actor en el campo veterinario, reforzándose en el segmento de mascotas, con unas ventas de 3.800 millones en 2015. El laboratorio, fundado en 1885, dispone de alrededor de 47.500 empleados en todo el mundo y de una facturación de 14.800 millones.

Normas