Entrevista

Picat: “El caso VW ha dañado a toda la industria del motor”

El directivo entiende que el brexit y la ralentización de las matriculaciones en España o Francia tendrán impacto en sus ventas.

Apela a la flexibilidad laboral

Maxime Picat, máximo responsable del grupo PSA en Europa
Maxime Picat, máximo responsable del grupo PSA en Europa

Máxime Picat cambió, el pasado mes de julio, sus responsabilidades al frente de la marca Peugeot para gestionar el desarrollo de todo el grupo PSA, que agrupa las marcas Peugeot, Citroën y DS,en Europa, su mercado principal. El directivo asume que las ventas de coches están rozando su mercado natural en este continente y que hay “incertidumbres” en ciertos mercados. Confía, sin embargo, en los nuevos lanzamientos que la compañía prepara para antes de 2020.

El grupo PSA planteó, en su plan estratégico Push to Pass, en el que daban por superada su mala racha económica, una ofensiva de 34 modelos nuevos para sus tres marcas, 121 lanzamientos en sus diferentes mercados y su primera gama de vehículos híbridos y eléctricos. El objetivo es incrementar un 10% los ingresos para 2018, por encima de los 60.000 millones de euros y un margen operativo de la división automovilística de un 4%.

Pregunta. ¿Cómo ha terminado el grupo PSAen ventas en Europa?
respuesta. Estamos creciendo alrededor del 7% en matriculaciones en el continente. Es una cifra algo por debajo del crecimiento global del mercado y provoca que perdamos cuota. Pero nuestro objetivo no es crecer en cuota sino mejorar la rentabilidad. Ya hemos alcanzado un 6,8% en margen operacional en el primer semestre, cifra que nos coloca en cuarta posición a nivel mundial en términos de rentabilidad. No es mal resultado para una compañía que estaba en quiebra hace solo unos años.

P. ¿Y en España? ¿Qué perspectivas tienen?
r. España no es el mercado más dinámico en Europa ahora, por el fin del plan PIVE. Habrá que determinar cuál es el impacto de esta caducidad. De momento, la comparación de nuestro desempeño con el año pasado es positiva. Los nuevos lanzamientos continuarán reforzando nuestra posición en España, un mercado muy importante para nosotros, donde tenemos una posición de liderazgo.

P. Sin embargo, las previsiones a la baja están llevando a cabo expedientes temporales de reducción de empleo en sus fábricas y recortes severos de costes. ¿Hay un futuro estable para estas plantas?
r. Depende del comportamiento de los mercados. Reino Unido, Francia, España no están registrando los crecimientos de meses anteriores y esto termina impactando en la producción. Lo más importante es que, gracias a la regulación y los objetivos marcados en nuestro plan estratégico, estamos consiguiendo superar los obstáculos sin perder empleo. La flexibilidad es una ventaja importante para España, no somos los únicos que lo estamos haciendo. Aunque las previsiones de mercado estén un poco a la baja, con estos sistemas, podemos conservar la actividad y mantener la producción. Cuando la demanda y los volúmenes vuelvan a estar al alza, recuperaremos los números.

P. Menciona usted Reino Unido. ¿Qué impacto prevén derivado del brexit?
r. El brexit impactará en el mercado y en la rentabilidad. Es un obstáculo grave y no está claro qué va a pasar en los mercados. Todos los fabricantes hemos intentado hacer un mes de septiembre muy bueno en Reino Unido porque es clave. Pero es probable que los precios suban si el impacto es muy severo en su cuenta de resultados. Eso sí, nosotros estamos seguros de que cumpliremos objetivos pese al brexit.

P. ¿Cómo ha impactado el escándalo del diésel de Volkswagen en la industria europea de automoción?
r. El impacto más claro que se ve después del escándalo es que Volkswagen está perdiendo cuota de mercado. Lo que no es tan visible para el público es que han perdido posicionamiento en el precio, están siendo muy agresivos.
Pero, más allá de las consecuencias en sus cuentas y en su imagen, el escándalo de la manipulación de los gases contaminantes ha sido negativo para toda la industria. Estamos todos bajo sospecha.

Ahora no es cuestión de señalar buenos y malos porque estamos en una escala de grises. Nosotros estamos, he de decir, más cerca del blanco que del negro porque somos los únicos que hemos comunicado nuestras emisiones reales. Hemos probado que somos eficientes y que cumplimos en todas las condiciones. Todo el mundo sabe ahora que usamos la mejor tecnología disponible y confían un poco más en nosotros, pero toda la industria mundial está en cuestión.
P. ¿Por qué los demás fabricantes no han hecho públicos estos datos?
r. No es una sorpresa que nadie más lo haya hecho. Si nos hemos examinado y explicado los datos de manera transparente y sencilla para el público, es porque sabemos que tenemos la mejor tecnología disponible e íbamos a salir bien parados. Pero después de las pruebas hechas en Alemania, Francia, Reino Unido, vemos que hay un problema para cumplir. Entiendo que nuestros rivales se muestren reticentes a dar las cifras.

P. ¿Tiene futuro el diesel en Europa?
r. No lo se. Ahora mismo no queremos posicionarnos como una compañía de diesel o de eléctricos. Es muy complejo y no sabemos lo que deparará el futuro. Tenemos un portfolio de soluciones variadas, para todas las necesidades.

Normas