Economía

Invertir en África: 10 falsos mitos sobre el continente

Un informe de Solunion desmonta 10 creencias sobre la economía africana y destapa áreas que pilotarán el crecimiento de los países del continente.

Crecimiento del PIB y zonas de riesgo en África Ampliar foto

El desplome de las materias primas ha golpeado el crecimiento a corto plazo de varios países del continente. Pero algunos países africanos han demostrado gran resistencia a la crisis y cuentan con grandes perspectivas.

Un informe elaborado por Solunion –una de las compañías líderes en seguro de crédito en España, nacida en 2013 de la unión de Mapfre y Euler Hermes– desmonta 10 mitos sobre la economía africana. Reconoce que la estimación de crecimiento para el presente ejercicio es del 1,3%, la menor tasa en los últimos 30 años y culpa de ello a la caída de los precios de las materias primas (commodities).

La buena noticia es que, si sacamos de la ecuación a los países exportadores de commodities, la previsión, incluyendo 2016, es de un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 4% anual. De ahí que Solunion, a partir de un informe de su accionista Euler Hermes, desmonte en 10 puntos varios mitos sobre la inversión en África.

 1 Tomar la parte por el todo

No todos los países están sufriendo igual la caída de precios de las materias primas. Solunion destaca que los países más dependientes y más dañados han sido El Congo, Gabón, Camerún, Madagascar, Argelia, Guinea, Zimbabue, Sudán, Libia, Angola y Nigeria. “El modelo se ha revelado insostenible”, concluye el informe. Pero al mismo tiempo destaca que existen varios países que están preparados para ser el futuro del continente: Kenia, Etiopía, Tanzania, Ruanda, Senegal, Costa de Marfil, entre ellos.

2 África solo tiene recursos naturales

El sector primario ha liderado el crecimiento africano en los últimos años, pero varios países han acelerado su inversión en investigación y desarrollo. Por ejemplo, Kenia ha pasado de gastar de media en este apartado un 0,3% del PIB entre 2001 y 2007 a un 0,9% en 2015.

3 No tiene infraestructuras

Solunion reconoce que el crecimiento africano requiere una terapia de shock en infraestructuras. Destaca que la brecha de Nigeria es muy elevada en comparación con países como Francia, pero también revela que países como Uganda y Kenia están sacando partido de la mejora de sus infraestructuras regionales y del acceso al mar.

4 Está aislada del mundo

Las exportaciones africanas se han reducido en 12.000 millones de dólares en 2016, debido a la caída de los precios de las materias primas, pero las estimaciones para el próximo año son esperanzadoras. Solunion espera que suban en 30.000 millones de dólares. China es el talismán para África, pues destina al país asiático el 27% de sus exportaciones. El informe destaca que los países están abiertos al comercio exterior con escasas trabas financieras.

5 Las instituciones no funcionan

La legalidad ha mejorado de forma notable en ciertos países. Solunion destaca, por ejemplo, países como Gana y Sudáfrica, que se sitúan por encima de Brasil en cuanto a niveles de gobierno corporativo. Ruanda incluso supera a Italia y a Brasil en el control de la corrupción.

6 Nadie quiere financiar el crecimiento del país

No es verdad. Los países africanos han recibido inversión extranjera directa entre 2005 y 2015 equivalente al 2,9% de su Producto Interior Bruto (PIB), por encima del 2,8% de media de los países de la OCDE. Zambia, Guinea, Tanzania y Uganda han sido especialmente atractivas de inversión extranjera.

7 El consumidor africano no es rentable

Solunion asegura que esto es un error total, pues el número de habitantes en zonas urbanas de África aumentará en unos 24 millones en 2024, frente a los nueve millones de China y los 11 de India. Marruecos, donde la penetración de internet es del 70%, marca el camino del comercio electrónico en el continente. En Kenia, más del 15% de la población utiliza el teléfono móvil para pagar sus facturas.

8 No se puede trabajar con compañías africanas

Uno de los mayores obstáculos para las pequeñas y medianas empresas en África es la falta de información financiera. Alrededor del 60% de las importaciones anuales del continente, por unos 800.000 millones de euros, se pagan en efectivo. Si se les concediera un periodo de pago de 30 días, las empresas dispondrían de un capital adicional de 40.000 millones de euros, importe equivalente al PIB de Tanzania.

9 La agricultura está pasada de moda

El estallido de la mayor del planeta en 2007 provocó un revulsivo en la agricultura africana, que supone el sector que más empleo proporciona en países como Ruanda y Etiopía, con más del 70%. La denominada Revolución Verde está en marcha, con una progresiva mecanización y mejora de los procesos.

10 África no tiene talento

No es que no tenga talento, es que el nivel de la población con educación superior todavía está en pañales. En Sudáfrica el 20% de la población cuenta con educación superior, pero la mayoría de los países tienen una ratio inferior. Ciudades como Lagos (Nigeria) y Kampala (Uganda) están promoviendo una transacción hacia la economía supervisada desde la sumergida.

Normas
Entra en El País para participar