La franquicia europea crece por encima de la economía

La franquicia europea crece por encima de la economía

Las franquicias en Europa han registrado un auge durante los últimos diez años 30%.

Las franquicias europeas han crecido por encima de la economía de los países en los que se sitúan. Son datos de la consultora Barbadillo y Asociados, que en una nueva "Radiografía de la situación del sistema de franquicias en el continente" arrojan que estos modelos de negocio están fuertemente asentados en Europa.

En concreto, el modelo de franquicia se ve positivamente como sistema de inversión, pues en la actualidad existen alrededor de 9.100 centrales operando en una veintena de países. De este modo, Europa se convierte en la potencia número uno en lo que respecta a la existencia en ella de negocios franquiciados, lo que supera a Estados Unidos.

A su vez, las franquicias en Europa han registrado un auge durante los últimos diez años 30%. Este aumento ha generado que, a fecha de 2016, sean más de 496.740 las empresas que funcionan como franquicias. Estas se centran en los mercados ya maduros de España, Francia, Gran Bretaña, Alemania e Italia. Estos países, juntos, suponen el 65% del mercado europeo.

Dentro del viejo continente, además, el documento recoge que se ha producido una fuerte irrupción dentro del mercado de la franquicia en países como Rumanía. En este territorio se han registrado 185 centrales operativas.

Tendencias en franquicias

Barbadillo y Asociados también ha analizado las tendencias que se producen en las franquicias del viejo continente. Entre ellas destacan la expansión internacional y el co-branding, una fórmula que se ha visto fomentada por el auge de los precios de los alquileres que se produce en la zona euro.

De igual modo, también es importante la especialización experimentada por estas organizaciones, que se ha consolidado como un valor de diferenciación capaz de llegar a nuevos nichos de mercados. El desarrollo de nuevos sectores fuera de los tradicionales, la legislación relativa a estos negocios y los multifranquiciados se erigen como otros sellos diferenciadores de un sistema de comercialización que cuenta con buenas perspectivas en el viejo continente.

Normas
Entra en EL PAÍS