Nueva legislatura

Así quedan los cinco ministerios económicos

Los cinco ministerios del área económica sufren pocas novedades: solo en Fomento y Energía hay caras nuevas

Luis de Guindos.
Luis de Guindos. EFE

Hacienda y Función Pública

El ministerio que ha dirigido Cristóbal Montoro tiene el gran reto de cumplir con todos los preceptos de Bruselas, lo que implica controlar al milímetro la hoja de ingresos y gastos. Ya tiene el encargo de recortar gasto por alrededor del 0,5% del PIB, equivalentes a unos 5.500 millones de euros. El Banco de España calcula que el déficit público alcance casi el 5% del PIB este año, frente al 3,6% previsto. Para el próximo, el Gobierno fijó su objetivo en el 2,9%. La bajada de la tarifa del IRPF, adelantada por el Ejecutivo a julio de 2015, que fijó el máximo en el 45% y el mínimo en el 19%, junto a la de los impuestos al ahorro, a entre el 19% y el 23%, han provocado el actual descuadre. El nuevo responsable tendrá que decidir si revierte esas bajadas o promueve un recorte del gasto público para cumplir con la UE.

Como hasta ahora, se mantienen las competencias de Administraciones Públicas para Montoro. La coordinación de los distintos servicios del Estado corresponde a este ministerio, mientras que el desafío soberanista recae sobre la vicepresidenta Soroya Saénz de Santamaría, que asume el Ministerio para las Administraciones Territoriales.  

Economía e Industria

Luis de Guindos asume más poder con Economía e Industria.  El expresidente de Lehman Brothers en España sido el piloto de la política económica desde diciembre de 2011 en una suerte de departamento de estudios con poderes ampliados. Guindos ha sido el encargado de fijar y de defender ante Bruselas la senda de ajustes y reformas de España. Toda la legislación, con la primera reforma del sistema financiero como bandera, Luis de Guindos, tuteló la petición en junio de 2012 del rescate de la banca ante al estallido de los problemas en Bankia. También fiscalizó la reforma laboral que entró en vigor en julio de ese mismo año.

Apuntalar el crecimiento del PIB, del 0,7% en el tercer trimestre, propulsado por las inversiones extranjeras, es otra de las grandes misiones de este ministerio. El objetivo del Ejecutivo, según sus previsiones de julio, es crecer este año un 2,9% –el ritmo hasta septiembre fue del 3,2%– y un 2,3% en 2017. Devolver las ayudas del rescate a a la banca, por más de 40.000 millones, es otro de los retos de De Guindos; hasta el momento, solo se ha recuperado el 5%. 

Energía, Turismo y Agenda Digital

Álvaro Nadal, director de la oficina económica de La Moncloa, afrontará desafíos como la derogación del Impuesto al Sol –que grava el autoconsumo de la energía que se produce desde los paneles solares– exigida por Ciudadanos. Es un ministerio de nueva creación que asume todas las responsabilidades en la regulación de las renovables, en el turismo y en las nuevas tecnologías. Estas responsabilidades quedan escindidas de Industria, que controlará a partir de ahora Luis de Guindos. 

Este ministerio fue el encargado de ejecutar la contrarreforma de la reforma energética promovida por Miguel Sebastián y reducir la rentabilidad de varios tipos de plantas de energías renovables al 7,5% anual con carácter retroactivo.

Empleo y Seguridad Social

Fátima Báñez, del núcleo duro de Montoro, mantiene la cartera. Junto aLuis de Guindos, pergeñó la reforma laboral que entró en vigor en el verano de 2012 y que recortó la indemnización por despido improcedente a los 33 días desde los 45 vigentes hasta el momento. También concedió más poder a los empresarios para realizar cambios organizativos e incluso rebajas de sueldos a costa de restar potestades a los representantes de los trabajadores.

Con un pico del 26,94% en la tasa de paro de acuerdo a la Encuesta de Población Activa (EPA) en el primer trimestre de 2013, la coyuntura ha ido mejorando hasta situarse en el 18,91% a cierre del tercer trimestre del presente ejercicio. El Ministerio de Empleo disfrutará previsiblemente de momentos más dulces en la presente legislatura, que incluso pueden llevar a aminorar alguno de los puntos más agresivos de la reforma que entró en vigor hace más de cuatro años.

Fomento

Íñigo de la Serna, actual alcalde de Santander, es la gran sorpresa y el nuevo ministro de Fomento. El motor de la inversión pública ha estado gripado desde que lo asumió Ana Pastor a finales de 2011. El cinturón ha estado extremadamente apretado hasta muy poco. En los Presupuestos de 2016, Fomento vio un leve despertar desde una profunda modorra, con un aumento de los recursos del 10%, hasta superar los 19.000 millones de euros, si bien su capacidad de inversión aumentó menos, un 5,8%, hasta los 10.100 millones. La recuperación económica será el compañero de viaje del Ejecutivo en esta legislatura, lo que previsiblemente potenciará el presupuesto del Ministerio de Fomento.

Normas