Política monetaria

La Reserva Federal espera al resultado electoral para subir tipos en diciembre

La Reserva Federal aplaza la subida de tipos a la próxima reunión

Mantiene intacto el precio del dinero en la horquilla del 0,25% y 0,5%

En la imagen, la presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., Janet Yellen.
En la imagen, la presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., Janet Yellen. EFE

La decisión de la Reserva Federal no ha pillado a los inversores por sorpresa. A una semana de que se celebren unas de las elecciones más reñidas en los últimos años, el banco central de EE UU ha optado por mantener intactos los tipos de interés que permanecen en el rango del 0,5-0,25% desde diciembre del pasado año, momento en que Janet Yellen procedió al alza del precio del dinero por primera vez en nueve años.

En el comunicado remitido por el Comité de Mercado de Abierto (FOMC) los miembros de la Fed reiteraron el que viene siendo su lema en los últimos meses: los datos macroeconómicos recibidos desde la pasada cita evidencian un fortalecimiento del mercado de trabajo y el crecimiento de la economía. Respecto a esto último, el FOMC da por superado el modesto ritmo de expansión registrado en el primer semestre del año. "Aunque la tasa de paro ha cambiado poco en los últimos meses, la creación de empleo evidencia unos incrementos sólidos", apuntan.

La inflación, otro de los datos seguidos de cerca por la institución, "ha aumentado levemente" aunque todavía permanece en niveles bajos debido a los precios de la energía. "La previsiones sobre el IPC todavía continúan siendo bajas", afirman.

En base a esto, el Comité ha decidido no tocar las tasas y reitera que los ajustes que se hagan en el futuro serán graduales. En la pasada cita la presidenta de la Fed, advirtió al mercado de la posibilidad de elevar los tipos antes de que finalizara el año. Agotado el cartucho de noviembre, ya solo queda diciembre para comprobar su finalmente cumple con lo anunciado. El mercado así lo espera. Los futuros de los fondos federales conceden una probabilidad de subida del precio del dinero en 25 puntos básicos del 78% para el próximos mes.

Aunque Yellen ha asegurado en reiteradas ocasiones que las decisiones en materia de política monetaria son independientes a los acontecimientos políticos. Pero es cierto que a una semana de que se celebren las elecciones para elegir el futuro presidente de EE UU proceder a un alza de los tipos introduciría mayor volatilidad al mercado. Un mercado que en los últimos días sigue muy de cerca las encuestas después de que el FBI decidiera reabrir su investigación sobre los correos de la candidata demócrata a la Casa Blanca. La decisión de la policía federal ha provocado que en cuestión de horas se haya acortado la diferencia en los sondeos, algunos incluso dan la victoria a Donald Trump. Si esto sucede algunos prevén la salida de Yellen de la presidencia de la Fed.

En el documento remitido por el FOMC solo dos miembros Esther L. George, presidenta de la Fed de Kansas City, y Loretta J. Mester, presidenta de la Fed de Cleveland, votaron en contra de la decisión adoptada. Ambas componente eran partidarias de elevar los tipos este mes. Es decir, en la cita de noviembre ha vuelto a evidenciarse la división que existe en el seno de la institución.

Nada más conocerse la decisión los inversores aceleraron las ventas, pero esta reacción duró unos minutos. Poco después los índices de referencia de Wall Streer moderaron las caídas al 0,5%. Por su parte, la divisa estadounidense ha sentido unos momentos de debilidad, pero poco le ha durado e instantes después ha retomado la senda alcista.

Normas