Breakingviews

El Banco de Japón alarga la espera

La entidad está pendiente de una posible victoria de Trump, que supondría un ‘shock’

Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón.
Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón.

El Banco de Japón prefiere seguir a la espera. El banco central mantuvo ayer los tipos sin cambios, pese a recortar las previsiones de inflación, para no mostrar síntomas de nerviosismo. También necesita reservas para posibles decepciones, como que Donald Trump gane las elecciones presidenciales de EE UU del día 8.

Pocos esperaban cambios en la política del banco, que implica mantener a cero los retornos de los bonos a 10 años, al tiempo que aplica selectivamente tipos negativos y compra 690.000 millones de euros al año en bonos.

Tampoco sorprende que se haya retrasado de nuevo el calendario para que la inflación alcance el 2%. El gobernador Haruhiko Kuroda espera ahora ver la inflación cerca de ese nivel en 2018. El pequeño recorte de la previsión para 2017, hasta el 1,5% (excluidos alimentos frescos), es si acaso algo más leve de lo previsto.

Puede que la entidad tenga que volver a ponerse en acción dentro de no mucho tiempo

La previsión económica del banco es pesimista, y muestra preocupación por el brexit, la debilidad de China y EEUU, y la crisis de deuda en Europa. Un shock como que ganara Trump podría hacer que los inversores se refugiaran en el yen, lo cual afectaría a los beneficios corporativos y reduciría los precios de importación.

Para debilitar la divisa, el Banco de Japón podría tener que recortar más aún los tipos de interés, a pesar de que el nivel actual del -0,1%, que se aplica solo a una pequeña cantidad de depósitos, ha resultado impopular.

Para el miércoles está prevista una decisión sobre tipos de la Fed, y habrá otra en diciembre. Más adelante, el mercado podría plantear otras cuestiones, si una “huida hacia activos refugio” bajara bruscamente los retornos de los bonos, o si por alguna razón la liquidación de activos japoneses entrara en pánico. Puede que el banco tenga que volver a ponerse en acción dentro de no mucho tiempo.

Normas