Turismo

La nueva Globalia congela la opción de la OPV

Hidalgo asegura que otorga “toda su confianza” a su hijo Javier como CEO

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.
Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

La renovación de Globalia que arrancó a finales de septiembre con el nombramiento de Javier Hidalgo como consejero delegado del grupo y el fichaje de Pedro Serrahima como director general irá muy ligada a las nuevas tecnologías y a la búsqueda de sinergias.

La misión de su hijo Javier será ejercer “mi papel”. El presidente del grupo, Juan José Hidalgo, explica así que será él el encargado del día a día del grupo y que “tiene toda mi confianza”. Un nombramiento que llega tras un proceso de análisis y consenso con sus tres hijos (Javier, María José y Cristina) y de aceptación de sus socios minoritarios.

La llegada de Serrahima –tras la venta de Pepephone a MasMóvil– servirá por su parte para reforzar la apuesta por las nuevas tecnologías y la unificación del holding turístico. “El grupo estaba estructurado (...) pero ahora hay que trabajar en las sinergias entre las distintas empresas”, afirma Juan José Hidalgo en un encuentro con periodistas con motivo del inicio de las operaciones de la ruta entre Madrid y Santo Domingo con uno de los nuevos 787 Dreamliner.

Hidalgo reconoce que Globalia necesita aportar por las nuevas tecnologías y que es ahí donde “Serrahima puede aportar un gran valor al grupo”. Para ello, el empresario ha dado un paso atrás en la gestión del día a día, pero manteniéndose en la presidencia y sin desdeñar sus obligaciones. “Les he dejado libertad de gestión aunque continuaré pendiente de la estrategia del grupo. Les voy a vigilar y les daré sugerencias pero sin hacer interferencias”, explica.

Entre las tareas pendientes de Javier Hidalgo y Pedro Serrahima estará a partir de ahora potenciar tres de los negocios del grupo, la aerolínea, el handling y los hoteles. Hidalgo recuerda que el crecimiento de Air Europa ya está planificado hasta 2022 con la llegada de la flota de 787 Dreamliner pero mantiene en el punto de mira destinos de largo radio como Panamá, Ciudad de México, Santiago de Chile y San José, mientras pone “en consideración” a China y no descarta crecer algo más en Europa.

Califica de “importantísimo para el grupo” el negocio de handling de Groundforce y considera que su división hotelera, Be Live, con 34 establecimientos aún, tiene mucho recorrido de crecimiento. Una expansión que sitúa en destinos del Caribe, islas y costa mediterránea. Sobre la low cost, Air Europa Express, el ejecutivo defiende la necesidad del grupo de tener “una aerolínea competitiva”.

Hidalgo da ya por zanjada la llegada de un nuevo socio al grupo. “Ya es historia. Quería un nuevo socio para una posterior salida a Bolsa y que este comprara las acciones de los minoritarios”, comenta. Para ello estuvo en conversaciones con, entre otros, el grupo chino HNA –propietario de un 29,5% de NH–, si bien la operación no fraguó.

Algo que también ha quedado aplazado sin fecha de ejecución es la salida a Bolsa del grupo, de la que el empresario asegura que “no ha pasado a la historia, pero ya no será cosa mía”. Defiende que no está “preparado para salir al mercado” y cumplir con determinadas exigencias pero no descarta la operación “si los que vienen detrás –dice– son capaces de convencerme de que eso es lo lógico”. “Por qué no”, afirma.

Repartir competencias

De cara a la formación del nuevo Ejecutivo, Hidalgo pide repartir las atribuciones del ministerio de Fomento y dar más competencias al de Turismo. El presidente del grupo turístico ha reclamado además avanzar en la liberalización del transporte en ferrocarril y se ha mostrado muy crítico con el transporte de viajeros en autobús, sobre el que ha comentado que está manejado por unos pocos grupos monopolísticos con “concesiones históricas”, como Alsa, del grupo británico National Express.

Sobre los viajes del Imserso, el ejecutivo confía en que el año que viene no se renueve el pliego actual por el que Mundiplan, consorcio liderado por Iberia, gestiona los viajes a Islas Baleares y Canarias, y se convoque un contrato.

“Prefiero multa y acuerdo que un juicio”

“Prefiero un acuerdo y una multa que un juicio”. Con esta frase Hidalgo comenta la decisión de la Eloy Velasco de exculparle en el ‘caso residentes’, por un delito de fraude de subvenciones que habría cometido en la obtención de ayudas del Ministerio de Fomento para los vuelos de los residentes de Canarias e Islas Baleares a la península. El juez ha exculpado al empresario y a otros dirigentes pero llevará a juicio por ello al grupo.

“La empresa ha tenido las puertas abiertas de par en par durante los 14 meses de la investigación”, comenta Hidalgo. Según la resolución publicada esta semana, la cantidad defrauda al aplicar estos descuentos entre 2010 y 2013 es de 19,18 millones de euros, a los que se sumarían 3,6 millones en concepto de intereses devengados. El empresario justifica que la situación “viene de una mala ley, del año 51”.

Normas