Resultados

Pedro Larena: “Mantendremos la independencia de Popular muchos años"

El CEO del banco aseguró que Popular “se ha anticipado a los retos del entorno”

Asegura que "Popular es un bancazo"

Mantiene que no existe un Plan B, ni críticas a la gestión por parte de ningún consejero

El consejero delegado del Banco Popular, Pedro Larena, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Madrid para presentar los resultados de la entidad correspondientes al tercer trimestre de 2016.
El consejero delegado del Banco Popular, Pedro Larena, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Madrid para presentar los resultados de la entidad correspondientes al tercer trimestre de 2016.

El nuevo consejero delegado de Banco Popular quiso apostar fuerte en su primera intervención pública desde que llegó a la entidad el pasado mes de septiembre y puede que sus ganas de defender las virtudes de la institución le llevará a olvidar sus problemas. Comenzó su intervención asegurando que el negocio principal del banco, el bancario, iba muy bien, es “un lujo. No tiene parangón”, para más tarde afirmar que “Popular es un bancazo”.

Tanto ímpetu puso en su declaración que incluso aseguró que Popular “se ha anticipado a los retos del entorno”, lo que le ha llevado a realizar “con éxito” una ampliación de capital (de 2.500 millones de euros), y a acometer un plan de ajustes (tiene en marcha un ERE que afecta a 2.600 personas, y cerrará 302 oficinas).

Sus explicaciones ni resultados parece que han convencido al mercado. La acción de Popular cae un 8,4%, y los títulos están a punto de perder el euro de valor (cotiza a 1,01 euros). El banco ganó en los nueve primeros meses del año 94 millones de euros, un 66% menos que un año antes, tras llevar todos los beneficios de este trimestre y del pasado a provisiones.

Aseguró que ningún consejero del banco le ha propuesto una fusión con Banco Sabadell, aunque matizó que desde que llegó a la entidad (septiembre). También descartó cualquier proyecto de fusión de Popular con otro banco en un futuro. “Vamos a mantener la independencia de Popular. No manejamos ninguna fusión. A lo mejor, dentro de unos años estudiaremos algo, pero dentro de unos años, y liderando Popular la operación”, subrayó Larena, para añadir que el negocio principal de la entidad, centrado en pymes y autónomos, “es muy sólido y puede mantenerse independiente cuanto quiera”. Larena explicó que Popular ahora está centrado en fortalecer su negocio principal y reducir la presencia del negocio no estratégico. “El Popular es un banco fantástico que puede con esto y mucho más”, apuntó.

Recordó que Popular es junto a otro banco que no mencionó (en referencia a Santander), “los dos únicos que no han recibido ninguna ayuda pública. Hemos superado la crisis a pulmón, sin ayudas”. Y por si fuera poco

Además, reiteró que el banco “no tiene un plan B. Solo un plan A”, y “todos los consejeros de la entidad (incluidos los principales accionistas) están de acuerdo con la gestión del banco”, no hay quejas, remarcó, aunque también matizó “desde que estoy yo”.

El consejero abogó por que el proceso de venta de BMN, cuyo 65% está en manos del Estado, sea “transparente y de mercado”. Reclamación que han realizado el resto de los bancos tracidionales.

“El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), como dueño de BMN, puede hacer lo que quiera con el tema. En nuestra opinión, es de agradecer un proceso más transparente y de mercado”, ha afirmado Larena en rueda de prensa de presentación de resultados.

Hay que recordar que Popular estudió la fusión con BMN en plena crisis financiera, pero la operación se encontró con el rechazo del Banco de España antes de que, incluso, se presentará oficialmente.

 

Normas